Emplazan a Francia a aceptar la verdad sobre genocidio en Ruanda

0
347

Louise MushikiwaboRuanda emplazó a Francia a aceptar su papel protagónico en el genocidio ocurrido en el país africano de 1994, en el que murieron 800 mil personas en solo 100 días.

Para que nuestros dos países empiecen a entenderse, debemos confrontar la verdad, aunque esta es una verdad muy difícil de aceptar para cualquiera que está asociado con el genocidio, declaró la ministra ruandesa de Relaciones Exteriores, Louise Mushikiwabo a propósito del 20 aniversario de aquel hecho.

La titular, que habló dentro de una polémica por la fecha luego que París desistiera de asistir a la conmemoración de mañana, consideró imposible para ambos estados avanzar «si la condición es olvidarnos de nuestra historia para llevarnos bien con Francia».

Francia tomó esa decisión tras las acusaciones del presidente ruandés, Paul Kagame, quien le atribuyó, junto a Bélgica, la otra metrópolis colonialista en el país africano, «un papel directo en la preparación del genocidio».

No podemos avanzar a expensas de la verdad, subrayó Mushikiwabo durante un foro internacional en esta capital con motivo del aniversario de aquellos hechos, en los que Francia era aliada del régimen radical de la etnia hutu contra la minoritaria tutsi.

El portavoz del Ministerio francés de Exteriores, Romain Nadal, declaró estar sorprendido por las imputaciones de Kagame, en contradicción, dijo, con el proceso bilateral de diálogo y de reconciliación iniciado en 2010.

Bélgica, por su lado, rechazó las acusaciones de ruandesas, pero mantuvo su intervención en los actos oficiales por el 20 aniversario de aquellos acontecimientos.

Lo que nosotros haremos en conmemorar un genocidio, recordar la memoria de las víctimas, de sus familias, no rendir homenaje al gobierno ruandés, aseguró el ministro belga de Relaciones Exteriores, Didier Reynders.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien asistirá al acto conmemorativo de mañana lunes, recordó que aún continúa escandalizando el mundo aquella escalada de brutalidad en Ruanda, que reportó un promedio de 10 mil muertos cada día durante tres meses.

Las masacres se sienten aún en la región de los Grandes Lagos y en la conciencia colectiva de la comunidad internacional, dijo el líder del organismo mundial, cuyos dos mil 500 cascos azules fueron entonces incapaces de impedir las masacres.

Bajo el tema «Recuerdo, unidad, renovación», las conmemoraciones ruandesas comenzarán mañana y se extenderán por 100 días para rememorar las jornadas criminales de abril a julio de 1994, principalmente contra la minoritaria etnia tutsi.

Estados Unidos anunció que enviará a su representante en la ONU, Samatha Power, mientras que que el papa Francisco dio este domingo su apoyo a los esfuerzos de reconciliación y de reconstrucción del país africano.

Deseo expresar al pueblo ruandés mi cercanía paternal y animarle a continuar el proceso de reconciliación que ya dio frutos y el compromiso a favor de la reconstrucción humana y espiritual del país, declaró el Santo Padre en el tradicional rezo del Ángelus.