El TPI no juzgará al exjefe de la Inteligencia de Muamar Gadafi

0
352
Abdulá al Senussi
Abdulá al Senussi

La sala primera de instrucciones del Tribunal Penal Internacional (TPI) ha determinado este viernes que Libia «tiene la voluntad y verdadera capacidad» para juzgar al antiguo jefe de la Inteligencia del exdictador libio Muamar Gadafi, Abdulá al Senussi, por lo que su caso deja de ser competencia del Tribunal de La Haya «de acuerdo con el principio de complementariedad establecido por el Estatuto de Roma».

   En todo caso, la sala ha advertido de que esta decisión –que es recurrible por parte de la Fiscalía y de la defensa– no es aplicable al caso de Saif al Islam Gadafi, hijo de Muamar Gadafi y también acusado de crímenes contra la Humanidad por su actuación durante las movilizaciones de 2011, que precipitaron la caída del régimen.

Libia había presentado un recurso sobre la admisibilidad del caso de Al Senussi el pasado 2 de abril. «Tras un cuidadoso análisis» del recurso y de las exposiciones por escrito presentadas por todas las partes implicadas, la sala ha llegado a la conclusión de que «tanto Libia como los investigadores del TPI estaban tratando el mismo caso y de que las autoridades nacionales han tomado medidas concretas y progresivas contra el señor Al Senussi».

Los jueces también han tomado en consideración el hecho de que Al Senussi se encuentre en poder de las autoridades del Estado, la «cantidad y la calidad» de las pruebas recogidas en el marco de la investigación interna, «el ejemplo de algunos procedimientos judiciales llevados a cabo hasta la fecha contra otros antiguos responsables de la época de Gadafi» y los esfuerzos realizados por Libia «para resolver algunos problemas del sistema judicial recurriendo a la ayuda internacional».

SAIF AL ISLAM

El pasado 31 de mayo, la misma sala rechazó un recurso similar de Libia respecto a Saif al Islam Gadafi. En aquella ocasión, pese a que los jueces reconocieron «los esfuerzos de Libia para restaurar el Estado de derecho», también determinaron que las pruebas aportadas no demostraban que los tribunales nacionales y el TPI estuvieran investigando exactamente el mismo caso y concluyeron que Libia no tenía «verdadera capacidad» para procesar al hijo de Gadafi. Trípoli ha recurrido esta decisión y la sala de apelaciones emitirá su fallo definitivo «a su debido tiempo», según el comunicado.

La situación de Libia fue transferida al TPI en virtud de la resolución 1970 del Consejo de Seguridad de la ONU, del 26 de febrero de 2011. El 27 de junio de aquel año, la sala de instrucciones emitió órdenes de arresto contra Muamar Gadafi (que fue cerrada oficialmente en noviembre de 2011 a causa de su muerte a manos de los entonces rebeldes), Saif al Islam Gadafi y Abdulá al Senussi por crímenes contra la Humanidad (homicidios y persecuciones) supuestamente cometidas por el aparato del Estado y por las fuerzas de seguridad entre los días 15 y 28 de febrero de 2011.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here