El TPI emite una orden de arresto contra un keniano

0
123
Fatou Bensouda
Fatou Bensouda

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha emitido este miércoles una orden de arresto contra un ciudadano keniano al que acusa de haber tratado de influir en los testigos en los procesos abiertos ante esta corte por la violencia postelectoral en 2007.

   La Sala de Instrucción II del TPI ha emitido una orden de arresto contra Walter Osapiri Barasa, un ciudadano keniano nacido en 1976 y “acusado de varios delitos contra la administración de la justicia, incluido influenciar o tratar de influenciar corruptamente a testigos del TPI”, ha informado la corte en un comunicado, que subraya que este es el primer caso de una orden de arresto por este tipo de delitos.

El juez Cuno Tarfusser ha considerado que las pruebas presentadas por la fiscal jefe del TPI, Fatou Bensouda, ofrecen “motivos razonables para creer que Walter Barasa es penalmente responsable como autor directo de delito de influir o intentar corromper a testigos en el contexto de las causas abiertas sobre Kenia ante el TPI”.

Según el magistrado, Barasa “sigue actuando en el marco de un esquema criminal diseñado por un círculo de oficiales dentro de la Administración keniana” y por ello es “necesario detenerle” para que comparezca ante el tribunal y “garantizar que no obstruye o pone en peligro la investigación o los procedimientos y evitar que siga cometiendo el delito”.

Por su parte, la fiscal jefe del TPI ha defendido el “arresto inmediato” de Barasa, contra el que “hay pruebas que sugieren que intentó sobornar a alguien que era un testigo de la acusación en el caso” contra el actual vicepresidente keniano, William Ruto.

Según Bensuda, la Fiscalía está llevando a cabo una investigación, todavía en marcha, contra las denuncias de interferencias con los testigos. Las pruebas recabadas hasta ahora “indican que existe una red de personas que están intentando sabotear la causa contra Ruto” tratando de influir en los testigos.

Barasa, según la fiscal, forma parte de dicha red. En este sentido, Bensouda recuerda que el artículo 70 del Estatuto de Roma estipula que “usar sobornos o amenazas para influir en testigos para que cambien o retiren su testimonio es un delito” que puede penarse con “hasta cinco años de prisión, una multa o ambos”.

“Esperamos que las autoridades kenianas arresten a Walter Barasa y le entreguen al Tribunal. Comparecerá ante los jueces del TPI por cargos de influir corruptamente o tratar de influir a una persona que consideraba que era un testigo de la acusación”, ha afirmado Bensuda.

“La emisión de una orden de arresto en este caso debería ser una advertencia para otros que puedan estar implicados en obstruir el curso de la justicia mediante la intimidación, el acoso, el soborno o el intento de soborno de testigos del TPI”, ha añadido la fiscal, asegurando que su oficina “seguirá haciendo todo lo posible para garantizar que los testigos pueden presentar sus pruebas ante el Tribunal sin miedo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here