El terreno y la falta de información, principales obstáculos para el rescate

0
364

Terrenos niñas«El gobierno no puede actuar, no conoce el terreno. Esos hombres saben luchar y conocen la zona», explica Kenneth Iloabuchi, sacerdote nigeriano. Muchas voces han clamado en los últimos días contra el gobierno nigeriano por su falta de acción. Entre las protestas están algunas de las madres de las niñas secuestradas, que han pedido al gobierno de Goodluck Jonathan que intervenga en el secuestro y libere a las menores.

Se cree que la banda terrorista Boko Haram tiene, o tenía, retenidas a las menores en el bosque de Sambisa, al norte del país. Pero desde el secuestro hace tres semanas, la organización se ha desplazado en pequeños grupos ypodría haber cruzado la frontera con Niger, Camerún y Chad. Se teme que se podrían haber desplazado hacia las montañas de Camerún. Los militantes podrían estar moviendose en grupos con una o dos niñas cada una, informa la BBC.

Jacob Zenn, analista de Boko Haram, entrevistado por la cadena británica,cree que se podría tardar hasta una década antes de liberar a las niñas.

La complicada orografía del terreno, el bosque de Sambisa ocupa unos 60.000 kilómetros cuadrados (el doble que Cataluña) y la facilidad para salir del país, las fronteras con Camerún, Chad o Niger cuentan con poca seguridad, hacen de esta tarea una muy complicada.  A esto se añade además el desconocimiento sobre Boko Haram, que se mueve en grupos pequeños y sin coordinación central, por lo que no se sabe dónde puede estar en cada momento.

El grupo terrorista se ha convertida en dueña de la reserva natural, y el gobierno nigeriano tardó tres años en descubrir que esa zona se había convertido en su base de operaciones, según informaba The Guardian.

Dentro de los factores está el hecho de que el ejército nigeriano no cuenta con un buen historial: la última vez que intentaron rescatar a personas secuestradas por Boko Haram, estas fueron ejecutadas. El ejército dice que está llevando a cabo operaciones «discretas» para la liberación de las menores, según informaba la BBC. Además, es poco fiable: poco después del secuestro anunció que había liberado a todas las niñas, algo que resultó ser falso.

Otro de los factores a tener en cuenta es la violencia con la que puede responder esta vez la banda terrorista, tanto con sus rehenes como con aquellos que intenten trabajar con ellos: suele ejecutar a los intermediarios, según apuntan fuentes gubernamentales estadounidenses.