«El sistema neocolonial vigente es el verdadero responsable del desastre en Haití»

0
3540
henry-boisrolin1Entrevista con Henry Boisrolin, del Comité Democrático Haitiano
Mario Hernández

M.H.: Haití nuevamente golpeado por el huracán Matthew con un saldo de 842 muertos, cifra que teníamos días atrás pero ya se habla de unacercana a las mil personas. Según un comunicado de la oficina de la ONU para la Coordinación de asuntos humanitarios el paso del huracán ha afectado a un millón y medio de personas y hay al menos 350.000 pendientes de recibir ayuda. ¿Qué nos podés comentar al respecto Herny?

H.B.: En primer lugar Haití no posee las capacidades para poder hacer un verdadero balance, de ahí que a casi una semana del paso del huracán no sabemos oficialmente hablando, la cantidad de muertos, desaparecidos, heridos, casas destruidas, animales muertos, etc. El lunes se dio a conocer la cifra de 372 muertos, un número diferente al dado por los organismos internacionales que están hablando de 1.000. El gobierno anuncia que quieren agrandar las cosas, sobre todo por parte de las ongés para repetir lo que hicieron luego del terremoto, ampliar el desastre para aplicar sus proyectos y ganar plata. Y a diferencia de 2010 el gobierno plantea que va a ser el único organismo capaz de organizar la ayuda que va a llegar a Haití. Pero lo importante es que el sistema neocolonial vigente es el verdadero responsable del desastre porque este mismo huracán ha pasado por Jamaica, Cuba y no ha causado tantos estragos como los registrados en Haití, esto significa que el país no está preparado para enfrentar este tipo de cosas aunque se sepa que van a ocurrir. No hay preparación para evacuación, no hay albergues provisorios con ese sentido. No hay nada de prevención ni nada para proteger a la gente. Tanto el terremoto como el huracán Matthew lo que hicieron fue evidenciar las debilidades estructurales del país.

Hay que tener en cuenta que en vez de hablar de la causa natural de este fenómeno, hay que hablar políticamente de lo que significa la extrema dependencia de Haití, transformado en una perfecta colonia de los EE. UU. desde la primer ocupación del país en 1915 hasta 1934. El desafío es tratar de revertir esto para no seguir lamentando víctimas todas las veces que ocurran estas cosas. Y no hay que confundir solidaridad con caridad, este es otro tema. Tenemos que aprender esta lección y hacer respetar la dignidad a pesar de la urgencia que existe allá.

El huracán Matthew llegó antes del huracán electoral

M.H.: Otra consecuencia es la suspensión de las elecciones presidenciales que estaban previstas para el domingo pasado 9 de octubre. ¿Qué nos podes comentar sobre el proceso electoral?

H.B.: Una primera reflexión, el huracán Matthew llegó antes del huracán electoral, lo que significa que quizás se hubiesen realizado las elecciones y estaríamos en presencia de un nuevo huracán, porque pintan para darnos mayores problemas. Digo esto porque una elección real tiene que ser un acto de soberanía, en un país ocupado no se puede hablar de una elección soberana y menos aún democrática. Además, los que pueden hacer campaña son los que tienen mucho dinero, del narcotráfico, de haber robado al Estado, etc.

Por otro lado, hay una indiferencia tremenda del pueblo frente a eso porque no se siente atraído, porque sabe muy bien que sus problemas no van a ser resueltos a partir de una elección y más aún con ese tipo de acto electivo. Hay una serie de problemas estructurales ligados a la dependencia del país en este tema electoral y la polarización es de tal magnitud que creo que después de la promulgación de los resultados por parte del Consejo electoral los perdedores no van a aceptar tal resultado, lo que significa que el país puede entrar en una crisis aún mayor.

Y con el tema del huracán, los candidatos que tienen mucho dinero son los que están aprovechando y haciendo demagogia, llevando comida y elementos que el pueblo necesita dejando fuera a los candidatos que no poseen nada. En materia de ayuda, resaltaría la ayuda brindada por Cuba y, sobre todo, por Venezuela que han mandado médicos, maquinaria para poder sacar los escombros, ayudar a la reconstrucción a pesar de las dificultades que sabemos que está enfrentando el gobierno de Maduro allá, son acciones sumamente loables. En cambio EE. UU. está ofreciendo un millón quinientos mil dólares, pero también ha mandado 400 marines.

Ahora están diciendo a partir de una propuesta del Consejo electoral, que las elecciones serán el último domingo de octubre en las zonas no afectadas y el último domingo de diciembre en las zonas afectadas. Realmente me parece una locura tremenda. Se vota en cuotas ahora. Hay un cinismo tremendo y en ese sentido el pueblo haitiano, el campo popular tiene que resolver ese tema y rechazar esto, en el caso de que se apruebe. Aparentemente van a decir que sí, porque todos los candidatos están de acuerdo. Es una locura, una burla.

M.H.: Mencionabas la ayuda de Venezuela y Cuba y cabe preguntarte si el hospital argentino abrió las puertas al pueblo afectado por el terremoto.

H.B.: ¿Sabés lo que dijo el Presidente Macri? Algo así como que ante la gravedad de la crisis haitiana le ordena a los médicos y enfermeros argentinos que se encuentran en el hospital reubicable, que se trasladen al sur para ponerse a disposición del gobierno haitiano para ayudar. Argentina que puede dar de comer a 400 millones de personas, no puede mandar un avión Hércules con algo de ayuda.

Como te dije al principio, necesitamos ayuda solidaria, no caridad. Lo más lógico es que habiendo un hospital argentino allá, sabiendo que después del paso del huracán va a haber un recrudecimiento del cólera y otras enfermedades infecciosas, lo hubieran trasladado a los lugares más afectados y ponerlo a disposición del pueblo haitiano. Pero si no hace nada por el pueblo argentino, sino que está dirigiendo para los monopolios, menos lo va a hacer por el pueblo haitiano. No me extraña en nada.

M.H.: Pasado mañana se vota en la ONU (13.10) la permanencia de las tropas de la Minustah. También fue votado en Argentina la permanencia de las tropas argentinas el mes pasado, en el ámbito legislativo y en Senadores a libro cerrado porque no hubo ningún debate al respecto. ¿Qué reflexión te merece tanto la decisión que va a tomar la ONU como lo sucedido en nuestro país?

H.B.: Es un ritual que se hace casi todos los años. Yo hago recordar a la gente que en 2004, cuando el Consejo de seguridad votó el envío de la Minustah habían dicho que era por 6 meses. Estamos a 2016, 6 meses se transformaron en 12 años y cada año se hace este ritual en Naciones Unidas donde se vota por un año más. Ahora dicen que van a pedir la prórroga hasta abril, por eso Chile había anunciado su retiro en ese mes. Pero eso lo habían dicho antes del paso del huracán, ahora tal vez digan que Haití necesita más ayuda, entonces hay que seguir hasta octubre de 2017. No albergamos ninguna esperanza en Naciones Unidas, pero sí en la lucha del pueblo.

M.H.: ¿Cuál es la ayuda que aporta la Minustah?

H.B.: Violar a niñas de 12 años, introducir el cólera que ya nos costó más de 10.000 muertos, reprimir en los barrios populares, reprimir movilizaciones populares como fue el caso del levantamiento por el hambre y el salario mínimo, etc. Eso es lo que hace. Interviene en los asuntos internos, por ejemplo, en las elecciones de 2010, donde jugaron un rol fundamental para la elección de Martelly. Nada más.

Recién ahora la ONU reconoció después de 6 años la responsabilidad de sus tropas en el tema del cólera. Pero no hablaron todavía de resarcimiento a los familiares de las víctimas ni de un plan para erradicar esa enfermedad introducida por las tropas de la Minustah. Entonces, en 48 horas se van a reunir y los grandes van a decidir qué es lo que hay que hacer.

Pero como te decía no albergamos ninguna esperanza respecto de un debate en Naciones Unidas, sino confiamos en la capacidad del pueblo para seguir resistiendo y luchando para echar a esta gente del país. No hay otra. También confiamos en la ayuda de ustedes, como también de los comités de solidaridad que hay en Brasil y Uruguay. En Argentina están preparando para el 20 de noviembre un festival solidario. Ese es el camino para mí.

M.H.: Creo que se ha hecho una labor que no tiene los resultados esperados a pesar del esfuerzo, pero ha sido importante haber llevado el tema a los docentes de La Matanza por ejemplo, donde se hizo una reunión. Creo que ha sido importante la actividad que se ha hecho en la Universidad de Buenos Aires, en la Facultad de Ciencias Sociales impulsada por la Asociación Gremial Docente de donde surge la iniciativa de este festival al que hacés referencia y la iniciativa de editar un boletín de Haití. También la participación en las Jornadas de educación que se desarrollaron en La Plata el mes pasado. Se ha hecho una actividad importante en la tarea de la difusión, aunque los resultados a nivel parlamentario han sido decepcionantes porque solamente 11 diputados se pronunciaron contra el envío de tropas y muchos de los diputados que se habían abstenido y habían votado en contra en 2014, esta vez lo hicieron a favor, lo cual habla de la hipocresía y el cinismo de nuestros parlamentarios. Queda claro que votaban en contra no por el pueblo de Haití sino en función de especulaciones políticas nacionales.

H.B.: Los compañeros allá me preguntaron si tienen la lista de los diputados que votaron en contra.

M.H.: Sí, Beverly Keene la tiene e inclusive la difundió. Los que votaron en contra fueron los 4 diputados del Frente de Izquierda, Alcira Argumedo y los socialistas.

http://www.lahaine.org/el-sistema-neocolonial-vigente-es