El principal partido de la oposición ugandesa amenaza con boicotear las elecciones

0
328

Kizza BesigyeEl principal partido de la oposición ugandesa ha amenazado este martes con boicotear los comicios presidenciales previstos para el próximo año si el Gobierno insiste en su negativa a crear una comisión electoral independiente.

Francis Mwijukye, el ‘número dos’ del Foro para el Cambio Democrático (FDC), ha explicado a Reuters que quieren que una comisión electoral independiente elabore un nuevo censo de votantes antes de la cita con las urnas.

«La Constitución de Uganda habla de unas elecciones libres y limpias, cualquier cosa menos sería ilegal, así que nuestra posición es que, si no tenemos una comisión electoral independiente y un nuevo censo de votantes, no permitiremos que haya unas elecciones ilegales», ha dicho.

Interrogado sobre cómo impedirán los comicios presidenciales, Mwijukye no ha precisado las vías por las que se materializará esta amenaza, pero ha insistido en que boicotearán la votación.

La comisión electoral existente asegura que ha actualizado el censo de votantes este mismo año, por lo que no es necesario revisarlo de cara a las presidenciales, en las que se espera que vuelva a ganar Yoweri Museveni.

La oposición acusa a la actual comisión electoral de favorecer a Museveni, a quien está estrechamente vinculada porque su cúpula depende de la designación directa del presidente, otra de las cosas que el FDC pretende cambiar.

El FDC y su ex líder Kizza Besigye encabezaron las protestas antigubernamentales que siguieron a las elecciones presidenciales de 2011, denunciando compra de votos y, en general, la corrupción y el alto coste de la vida en Uganda.

Besigye se enfrentó a en las urnas Museveni hasta tres veces, pero perdió en todas ellas. En dos ocasiones solicitó al Tribunal Supremo que impugnara los resultados electorales, pero la mayoría de magistrados los dio por válidos.

Sin embargo, Betty Nambooze, del también opositor Partido Democrático, ha dicho que presionarán al Gobierno para que haya nueva comisión y nuevo censo, pero ha aclarado que no sabotearán las elecciones. «Tenemos que participar para que, si las amañan, podamos usar eso para sacar a la gente a las calles y echar al dictador», ha dicho.