El primer ministro somalí insta a los ministros a dimitir si están descontentos con su política

0
489

Hasán Sheij Mohamud 2El primer ministro de Somalia ha animado a sus ministros este lunes a abandonar el Gobierno si están descontentos con su política, intensificando una disputa que está frenando los esfuerzos para reconstruir el país tras décadas de guerra.

Más de cien diputados leales al presidente, Hasán Sheij Mohamud, han puesto en marcha una moción de censura contra el primer ministro, Abdiweli Sheij Ahmed. Las tensiones entre ambos se incrementaron el mes pasado cuando Ahmed reorganizó su Gabinete y apartó a uno de los principales aliados de Mohamud.

Los países occidentales que han prometido ayudar en la reconstrucción de las maltrechas instituciones somalíes temen que el intento de Mohamud de expulsar al segundo primer ministro en menos de un año debilite al Gobierno en su lucha contra la secta islamista Al Shabab.

Los medios digitales somalíes han informado este lunes de que alrededor de catorce miembros del Gabinete de ministros han enviado una carta al primer ministro pidiéndole que dimita.

Por su parte, Ahmed ha afirmado que todavía no ha recibido la carta y ha desestimado cualquier posibilidad de renuncia.

«Los ministros deberían continuar con su trabajo en favor de la población y deberían tener cuidado de estar siendo utilizados para destruir la ley y el Gobierno», ha afimado Ahmed, indicando que «el primer ministro está preparado para aceptar la renuncia de todo aquel ministro que quiera hacerlo».

El debate parlamentario sobre si despedir o no a Ahmed llevó al caos la semana pasada después de que sus seguidores irrumpieran con gritos y pitidos, obligando a detener la sesión.

Los países donantes habían planeado una conferencia que debía haber tenido lugar esta semana en Copenhague para abordar el proceso político de Somalia y reclamar más fondos.

Pero Estados Unidos afirmó la semana pasada que boicotearía esta conferencia debido a la batalla política, mientras que Naciones Unidas y la Unión Europea han alarmado de que las disputas incrementarán las tensiones políticas.

El enviado de Naciones Unidas a Somalia, Nicholas Kay, y una delegación de embajadores occidentales se reunieron con Mohamud y Ahmed este domingo pero no consiguieron llevar a los dos líderes a una reconciliación. «La actual crisis política de Somalia supone un riesgo muy serio para el progreso del país», advirtió Kay tras el encuentro.