El primer ministro egipcio apoya al general Al Sisi como candidato

0
370

Al SisiEl primer ministro interino de Egipto, Hazem al Beblawi, ha manifestado su respaldo a una eventual candidatura a la Presidencia egipcia del actual viceprimer ministro, ministro de Defensa y jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el general Abdelfatá al Sisi, que lideró el golpe de Estado que acabó el 3 de julio de 2013 con el mandato del anterior jefe de Estado, el islamista Mohamed Mursi.

   Al Sisi ha mostrado su voluntad de presentarse como candidato en las próximas elecciones presidenciales, que podrían celebrarse en marzo o abril, aunque no ha anunciado oficialmente que vaya a concurrir.

«El general Al Sisi tiene un fuerte apoyo popular y es, indudablemente, un candidato en el que podemos confiar aunque la decisión final es del pueblo», ha afirmado Al Beblawi, en declaraciones a Reuters en los márgenes del Foro Económico Mundial de Davos.

Al Sisi está considerado como el principal aspirante a lograr la victoria en las próximas elecciones presidenciales, las primeras celebradas tras el golpe de Estado del 3 de julio de 2013. Al Sisi tiene una fuerte base de apoyo entre los egipcios que salieron a las calles para pedir la renuncia de Mursi.

Sus seguidores le presentan como un héroe por haber logrado derrocar a Mursi mientras la oposición islamista le dibuja como el cerebro de un golpe de Estado contra el primer presidente elegido democráticamente en Egipto.

La perspectiva de lograr mayor estabilidad política ha contribuido a impulsar el mercado de valores de Egipto, que ha logrado tres máximos este mes de enero.

El Gobierno de transición, apoyado por el Ejército, está llevando a cabo una hoja de ruta que contempla la celebración de unas elecciones presidenciales y parlamentarias durante este años. La nueva Constitución fue aprobada por más del 98 por ciento de los votantes la semana pasada.

Muchos de los egipcios que se alegraron del final del mandato de Mursi creen que el país necesita ahora una mano firme para garantizar la estabilidad y que el general Al Sisi podría asumir este papel.