El presidente Khama toma posesión en Botsuana tras revalidar su mandato

0
423

KhamaEl presidente electo de Botsuana, Ian Khama, tomó hoy posesión del cargo en la capital del país, Gaborone, después de revalidar el pasado viernes su mandato en las elecciones generales que ganó su partido, el oficialista Partido Democrático de Botsuana (BDP, en sus siglas en inglés).

Khama juró su cargo en la sede del Parlamento en presencia de los diputados elegidos en los comicios, que le dieron a su formación la victoria con 37 escaños, frente a los 17 obtenidos por la opositora Coalición por el Cambio Democrático (UDC), informó el Gobierno de Botsuana en su cuenta oficial en Twitter.

La UDC protagonizó un importante incremento de sus apoyos y se consolidó como primera fuerza de oposición en estas elecciones, las más ajustadas de la historia del país, gobernado por la BDP desde que se independizó del Reino Unido en 1966.

«Hemos ganado otras elecciones que, una vez más, han demostrado nuestro compromiso con los procesos y valores democráticos, en los que hemos fundamentado nuestro progreso pacífico en las últimas cinco décadas», dijo en su discurso Khama, que accedió en 2008 al poder de la que es considerada la democracia más estable de África.

Khama, criticado en los últimos años por su supuesto autoritarismo, citó entre sus prioridades la «reducción de la pobreza» y la «creación de puestos de trabajo».

Además, destacó la normalidad democrática con la que se han desarrollado estas elecciones, alabadas por los observadores internacionales.

Ian Khama, de 61 años, es hijo del primer presidente de Botsuana, Seretse Khama, también líder del BDP y a quien sucedió en el cargo en 2008.

La economía de Botsuana, el mayor exportador de diamantes en bruto del mundo, crece en la actualidad a un ritmo del 6 por ciento y supera los 7.700 dólares de renta per cápita, según datos del Banco Mundial.

Sin embargo, su gran dependencia de la venta de diamantes (que representa cerca del 80 % de sus exportaciones) la ha llevado a sufrir a grandes contracciones en los últimos años, la más grave de ellas en 2009, cuando decreció un 7,8 %.

Por eso, en su discurso, Khama aseguró que uno de sus objetivos será la diversificación de la economía.

Aunque la preciada materia prima ha traído grandes beneficios a un país en el que cerca de la mitad de la población ha escalado hasta la clase media, no ha logrado superar las graves desigualdades ni elevar la alarmante esperanza de vida, de solo 47 años.