El partido gobernante en Etiopía cierra la campaña con un gran espectáculo

0
271

Hailemariam DesalegnEl partido que gobierna en Etiopía, el Frente Revolucionario Democrático Popular Etíope (FRDPE), ha concluido su campaña para las elecciones del próximo domingo con un gran mitin con fuegos artificiales y simulacros de batallas, en un último paso para allanar la reelección del primer ministro, Hailemariam Desalegn, con una victoria aplastante.

Alrededor de 30.000 simpatizantes del actual Gobierno han llevado banderas y cantado canciones patrióticas, como una muestra final de la fortaleza del FRDPE, que se encuentra en el poder desde 1991.

“Han cambiado el país para mejor, ¿por qué tendría que votar a otros?”, ha afirmado Migbare Abi, un zapatero discapacitado, en el interior del estadio de Adis Abeba, mientras la música tradicional sonaba a todo volumen.

Alrededor de 36 millones de personas están llamadas a participar en los comicios, los primeros que celebra el país desde la muerte en 2012 del entonces primer ministro, Meles Zenawi. El partido de Zenawi ha estado en el poder durante casi 25 años y no parece probable que vaya a sufrir una derrota.

Los jóvenes del FREDP han realizado varios espectáculos musicales, mientras que otros han protagonizado simulacros de batallas luciendo ropas militares así como rifles AK-47 no cargados, en referencia a la coalición gobernante que antes era un grupo rebelde.

LA ECONOMÍA, PRINCIPAL OBJETIVO

El espectáculo ha supuesto un gran contraste con los mítines de los partidos en la oposición, que apenas han atraído a varios centenares de personas. Los líderes de la fragmentada y joven oposición denuncian que el Gobierno ha reprimido la disidencia y arrestado a miembros de los partidos rivales. Asimismo varias organizaciones de Derechos Humanos señalan que también ha usado la legislación para no permitir la libertad de expresión.

En el Parlamento actual, de 547 escaños totales, solamente uno pertenece a alguien de la oposición. La oposición sumó 147 escaños en las elecciones celebradas hace diez años pero la mayoría de ellos rechazaron tomar posesión de los escaños por considerar que los comicios fueron fraudulentos. Muchos de los opositores pasaron dos años encarcelados acusados de incitar a la violencia.

Hailemariam rechaza todas estas acusaciones y asegura que se ha progresado mucho en lo que respecta a transparencia y justicia de los comicios. Además ha advertido a aquellos que provoquen cualquier altercado en las calles: “Tomaremos cualquier medida contra quienes inciten a la violencia”.

El viceprimer ministro, Demeke Mekonnen, ha afirmado que la coalición seguirá primando la economía, que ha aumentado una media del diez por ciento por año en la última década, uno de los índices más altos del mundo. “Continuaremos nuestro trabajo para cambiar Etiopía, conseguir los objetivos democráticos y cambiar la vida de nuestros ciudadanos”, ha sentenciado.