El ministro de Exteriores de Marruecos, sometido a un control policial en un aeropuerto de París

0
127

Salaheddine MezouarFrancia y Marruecos se han visto envueltos en un nuevo incidente diplomático a raíz de un control policial realizado en un aeropuerto de París al ministro de Exteriores marroquí, Salaheddine Mezouar, que ha obligado al jefe de la diplomacia gala, Laurent Fabius, a pedir personalmente perdón.

   El control policial se produjo el miércoles en el aeropuerto Roissy Charles-de-Gaulle, pero no ha trascendido hasta este viernes, cuando lo han publicado los medios del país magrebí. El diario ‘As Sabá’ habla de una “nueva humillación” al informar de cómo Mezouar tuvo que quitarse chaqueta, zapatos, calcetines y cinturón a pesar de su pasaporte diplomático.

El incidente amenaza con tensar de nuevo las relaciones entre Rabat y París, que ya vivieron en febrero un capítulo de tensión después de que la Policía francesa acudiese a la residencia del embajador de Marruecos para entregar una citación judicial al jefe de la Inteligencia del reino alauí, acusado de torturas por activistas.

Rabat ordenó, en respuesta, la suspensión de la cooperación judicial con las autoridades francesas, a pesar de que el presidente galo, François Hollande, llegó a ponerse en contacto con el rey de Marruecos, Mohamed VI.

En esta ocasión, Fabius se ha apresurado a salir al paso y ya “ha llamado a su homólogo marroquí para manifestarle las disculpas de las autoridades francesas” por las “molestias” causadas, según un portavoz del Ministerio de Exteriores galo, Romain Nadal, informa ‘Le Parisien’.

Fabius también ha instado a “los servicios competentes del Ministerio del Interior y de Aeropuertos de París” a respetar de forma “estricta” las “reglas diplomáticas”, aplicables tanto a los ministros de Exteriores como a los jefes de Estado y Gobierno.

Nadal ha explicado que las autoridades francesas “trabajan con las marroquíes para restablecer plenamente la cooperación bilateral, principalmente en el ámbito judicial”. El portavoz ministerial ha subrayado que, pese a las últimas controversias, las relaciones bilaterales siguen siendo “buenas” y “muy amistosas” y la cooperación se mantiene “fuerte”.