El jefe militar argelino reitera acompañar al pueblo

0
287

El jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, Ahmed Gaid Salah, reiteró la determinación de acompañar al pueblo en sus legítimas aspiraciones y alertó estar precavidos y vigilantes en las circunstancias actuales del país, se conoció hoy.

En un discurso la víspera en una región militar, el también viceministro de Defensa nacional alertó al pueblo a adoptar todas las medidas de precaución y de vigilancia, las cuales, demandó, ‘exigen más sensatez’ para desbaratar las conspiraciones contra Argelia.

Pedimos a los hijos de la patria más cautela con el objetivo de que las protestas populares, comenzadas el pasado 22 de febrero por el reclamo de cambios políticos y sociales, preserven su aspecto pacifico y civilizado para evitar ‘toda infiltración o desliz’, subrayó.

Al respecto, el alto mando remarcó que el país magrebí desde el 2015 es blanco de ‘abyectos complots’ encaminados a su desestabilización y ponen en peligro su seguridad nacional, indicó el periódico El Moudjadih.

Gaïd Salah destacó la comprensión y conciencia del pueblo argelino mantenido en las actuales circunstancias y denunció las acciones que buscan torpedear las instituciones del Estado para impedir el cumplimiento de sus misiones.

El viceministro de Defensa subrayó que esos comportamientos son contrarios a las leyes de la República y al pueblo argelino, celoso de las instituciones de su país, no puede aceptar.

En clara referencia a la campaña anticorrupción que se libra, el teniente general afirmó que se obra de manera serena y con paciencia para ‘desmantelar las bombas de tiempo’ colocadas por esos corruptos y corruptores en los distintos sectores y estructuras vitales del Estado.

El pasado lunes cinco importantes empresarios, entre ellos los hermanos Reda, Tarek, Abdelkáder y Karim Kuninef, dueños del grupo industrial petrolero KouGC, fueron detenidos por presuntos delitos de desviación de fondos públicos y tráfico de influencia.

Como parte de la cruzada también el sábado el tribunal de Argel citó a el ex primer ministro Ahmed Ouyahia y al exgobernador del Banco de Argelia y ministro de Finanzas, Mohamed Loukal, ambos convocados por casos de ‘dilapidación de fondos públicos y de privilegios indebidos’.

El primero en caer fue el empresario Ali Haddad cuando intentaba cruzar la frontera hacia Túnez a comienzos de abril, apenas un día después de la renuncia del expresidente Abdelaziz Bouteflika, quien gobernó el país por 20 años.