El Gobierno creará un comité sobre inmigración irregular

0
330

El GobiernoEl Gobierno está ultimando la creación de un comité interministerial especializado en inmigración irregular debido a la «importancia» de este asunto y sobre todo a la «presión migratoria» que están sufriendo las fronteras del sur de la UE, que son las españolas.

   Así lo ha anunciado este martes el secretario general de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas, durante su comparecencia ante la Comisión Constitucional del Congreso para presentar el informe anual 2013 del Consejo de Seguridad Nacional.

Ante las inquietudes mostradas por algunos portavoces parlamentarios sobre el reto que para la seguridad nacional suponen los flujos migratorios, Moragas ha explicado, «la necesidad de absorber esta presión migratoria de un modo inteligente, humanitario y razonable para el interés nacional» ha llevado al Consejo de Seguridad Nacional a decidir en una de sus últimas reuniones la «creación de un comité especializado en inmigración irregular que integraría los departamentos más afectados».

Moragas ha avanzado que, en principio, formarían parte de este comité los ministerios de Interior, Empleo, Sanidad y Servicios Sociales, además de la propia Presidencia del Gobierno. En cualquier caso, ha dicho que el Ejecutivo explicará «este año» en las Cortes Generales esta decisión, lo que probablemente se produzca a partir de septiembre, que es cuando comienza el próximo periodo de sesiones.

ACTUACIÓN DE LA POLICÍA MARROQUÍ

El informe anual de seguridad nacional hace extensivo a toda la UE el reto que plantean los flujos migratorios y advierte de que «cabe esperar que en la frontera sur persista una significativa presión migratoria ejercida por la importante presencia de inmigrantes subsaharianos en territorio marroquí«.

Algunos portavoces, como Ricardo Sixto, de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), y Emilio Olabarria, del PNV, han mostrado su preocupación por la actuación de la Policía de Marruecos. Ambos han hablado de una autoridad «de facto» por parte de la Gendarmería marroquí a la hora de abordar este asunto y sin ofrecer «ninguna garantía» de respeto a los Derechos Humanos.

Olabarria ha hablado directamente de la «utilización» de las fuerzas marroquíes como «barrera» contra la inmigración irregular, pero ha dicho que los recortes presupuestarios por la crisis están provocando que la «financiación» de la Gendarmería conlleve una «menor beligerancia de ésta» para impedir los asaltos a las vallas de Ceuta y Melilla.

Moragas ha rechazado cualquier insinuación acerca de que el Gobierno pueda financiar en parte a la Gendarmería marroquí, tras lo cual ha calificado de «excelente» la colaboración entre las autoridades del reino alauí y las españolas.

Además, ha insistido varias veces en la «importancia» que el Gobierno da al reto de los flujos migratorios y prueba de ello es que esta cuestión va a ser una «prioridad» de la nueva Comisión Europea. «Hay que hacer piña en Europa y hemos conseguido que se fije como prioridad en la UE», ha comentado.