El exvicepresidente de Sudán del Sur acepta negociar con el Gobierno

0
291

Riek Machar - copiaEl exvicepresidente sursudanés Riek Machar ha aceptado entablar conversaciones de paz con el Gobierno y ha asegurado, en declaraciones a la cadena británica BBC, que sus fuerzas han logrado hacerse con el control de la estratégica ciudad de Bor, capital del estado de Jonglei.

Hasta ahora Machar, al que el Gobierno culpa de un intento de golpe de Estado, se había negado a dialogar con el presidente Salva Kiir hasta que éste excarcelase a once personas detenidas por su presunta participación en el complot.

Las autoridades etíopes han confirmado que una delegación rebelde viajará a Addis Abeba para estas conversaciones, mientras que el ministro de Exteriores sursudanés, Barnaba Marial Benjamin, también ha anunciado el envío de un equipo del Ejecutivo, según la agencia Reuters. “Vamos a ir”, ha declarado Benjamin.

No obstante, el ministro ha descartado que el Ejecutivo estudie un plan para compartir el poder con Machar, algo que también descartó el propio Kiir el lunes en una entrevista con la BBC. Para el presidente, una cesión de competencias a su antiguo ‘número dos’ “no es una opción”.

La sublevación militar atribuida a Machar ha derivado en enfrentamientos que ya se han saldado con al menos un millar de muertos y en una tensión interétnica que ha tenido como foco en los últimos días la localidad de Bor, capital del estado de Jonglei.

Miles de milicianos que aglutinan desde militares leales a Machar hasta miembros del conocido como Ejército Blanco han intensificado su ofensiva sobre Bor. “La ciudad está parcialmente en nuestras manos y parcialmente en manos de los rebeldes”, ha reconocido este martes el alcalde, Nhial Majak Nhial, en declaraciones a Reuters.