El Estado Islámico reivindica el atentado de El Cairo con ocho policías muertos

0
349

EgiptoWilaya del Sinaí, la filial del Estado Islámico en Egipto, ha reivindicado el atentado perpetrado este domingo a las afueras de El Cairo en el que han muerto ocho policías, incluido un oficial.

El comunicado, publicado en árabe, señala que el atentado forma parte de su campaña Abi Alí al Anbari, que hasta ahora había sido la causa de otros atentados y ataques en Irak. Además, sería un atentado en represalia por la situación de las mujeres en las cárceles egipcias.

Otro grupo, Resistencia Popular, ha reivindicado igualmente el ataque, recoge el portal de noticias egipcio Youm7. «Miembros del grupo Resistencia Popular abrieron fuego contra la patrulla tras recibir información sobre sus desplazamientos y preparar una emboscada», explica el comunicado.

El ataque es un «homenaje a los fallecidos en (la plaza de) Rabaa al Adawiya con ocasión de 1000 días de la masacre» durante el brutal desalojo de los simpatizantes de Hermanos Musulmanes allí acampados para protestar contra el golpe de Estado del 3 de julio de 2013.

Desde la Universidad de Al Azhar, uno de los centros académicos de estudio del Islam más prestigiosos del mundo, han condenado este «atentado terrorista que contradice las enseñanzas del Islam» y han expresado su apoyo a las fuerzas de seguridad egipcias.

EL ATAQUE    Un grupo de hombres no identificados abrieron fuego contra los efectivos de seguridad, que estaban vestidos de paisano, en un vehículo policial en Helwan, al sur de la capital, según ha informado el Ministerio del Interior.

En un comunicado publicado a través de la red social Facebook, el Ministerio ha indicado que cuatro hombres armados, con armas automáticas, se bajaron de una camioneta, detuvieron el coche policial y los acribillaron a disparos antes de huir. Vecinos de la zona han asegurado a la agencia Reuters que los atacantes llevaban máscaras.

Egipto se enfrenta a una insurgencia principalmente basada en la zona del Sinaí que ha acabado con la vida de cientos de soldados y agentes de la Policía desde mediados de 2013, cuando el entonces jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi tras varias protestas contra su régimen.

Si bien los ataques más mortíferos han tenido lugar en el Sinaí, también se han perpetrado diferentes ataques contra las fuerzas de seguridad, tanto en El Cairo como en otras ciudades.