El Ejército sursudanés niega la utilización de bombas de racimo en su lucha contra los rebeldes

0
528
bombas de racimo
Bombas de racimo

 Las Fuerzas Armadas de Sudán del Sur han negado que hayan utilizado bombas de racimo en su lucha contra los rebeldes leales al exvicepresidente Riek Machar, después de que Naciones Unidas denunciase en un informe la localización de restos de estas armas.

   Un equipo de la ONU responsable de tareas de desminado aseguró que había localizado restos de bombas de racimo en una carretera que comunica la capital, Yuba, con la ciudad de Bor, en el estado de Jonglei. El hallazgo se produjo el pasado 10 de febrero.

«Hay pruebas de que se han utilizado bombas de racimo pero no de quién lo ha hecho», ha asegurado a Reuters el jefe en funciones de la misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS), Joe Contreras. Habrían sido usadas «en los últimos dos meses», precisamente tras el inicio de las revueltas contra el Gobierno de Salva Kiir.

El portavoz militar sursudanés, Philip Aguer, ha desmarcado a las Fuerzas Armadas del posible uso. «No tenemos capacidad para usarlasr, transportarlas e incluso almacenarlas», ha alegado, en declaraciones ante los periodistas.

Ni los rebeldes ni las tropas ugandesas, que han colaborado con el Gobierno de Sudán del Sur, han expresado su postura. Los opositores a Kiir sí que habían denunciado previamente que las fuerzas de Uganda estaban perpetrando ataques aéreos, algo que desde Kampala siempre se ha negado.