El Ejército de Burundi se enfrenta a militares sublevados en el norte del país

0
108

Burundi SoldatEl Ejército de Burundi ha capturado a decenas de militares sublevados y matado a varios de ellos en combates en el norte del país, según han informado las autoridades regionales.

El general sublevado Leonard Ngendakumana anunció recientemente su intención de movilizarse para derrocar al presidente Pierre Nkurunziza, cuya intención de presentarse a un tercer mandato presidencial ha provocado una profunda crisis política. La oposición denuncia que esta candidatura sería inconstitucional.

El viernes, Ngendakumana reconoció en declaraciones a la radio francesa tras las primeras informaciones de combates en el norte, que sus subordinados estaban implicados.

“Un centenar de individuos armados están en manos de las Fuerzas Armadas”, ha explicado el gobernador de la provincia de Cibitoke, Anselme Nsabimana. La zona hace frontera con Ruanda y República Democrática del Congo. “Ya no hay combates en Cibitoke. Está en calma”, ha asegurado Nsabimana en declaraciones a Reuters en las que ha confirmado varios rebeldes muertos, aunque no ha dado cifras.

“Los rebeldes tienen miembros de todas las etnias y son de distintas provincias de Burundi”, ha indicado el gobernador. Muchos serían de la capital, Buyumbura, donde se han producido intensas protestas contra Nkurunziza en las últimas semanas.

Vecinos de la zona han informado de combates en la provincia de Kayanza el pasado viernes. Después, los rebeldes se retiraron a los bosques y se produjeron nuevos combates el sábado en Cibitoke.

El gobernador de Kayanza ha denunciado este sábado la entrada de individuos armados procedentes de Ruanda, extremo desmentido por el Gobierno ruandés. La ministra de Exteriores de Ruanda, Louise Mushikiwabo ha argumentado que a Burundi “le conviene sacar la responsabilidad fuera”.

Las juventudes del partido de Nkurunziza, CNDD-FDD, conocidas como Imbonerakure, han sido acusadas de ser responsables de parte de la violencia que ha sufrido Burundi durante las últimas semanas.

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), casi 127.000 personas han huido de Burundi hacia Tanzania, República Democrática del Congo y también hacia Ruanda, país con el que comparten una mezcla étnica similar y que sufrió un genocidio en 1994 en el que 800.000 personas fueron asesinadas.