El dirigente opositor ugandés Kizza Besigye detenido en Kampala

0
300

Kiiza-BesigyeLa Policía ugandesa ha arrestado este miércoles en su vivienda de Kampala al dirigente opositor ugandés Kizza Besigye cuando se preparaba para viajar a la región oriental del país para dar un mitin político.

Besigye ha sido víctima en anteriores ocasiones de operaciones de la Policía, que le ha arrestado y ha prohibido a sus seguidores que se reúnan, en lo que las autoridades han definido como mítines políticos «ilegales».

Los activistas defensores de Derechos Humanos y los críticos con el Gobierno señalan que la intimidación y el acoso a los líderes y simpatizantes de la oposición está creciendo en los últimos tiempos.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, de 71 años de edad, lleva gobernando el país desde 1986 y planea continuar en el cargo otros cinco años.

Los analistas dicen que la desilusión está creciendo en el gubernamental Movimiento Nacional de Resistencia debido a graves casos de corrupción, los fallos en los servicios públicos esenciales y las violaciones de Derechos Humanos.

Un oficial de Policía no identificado apareció en la televisión local diciendo que Besigye se encontraba fuera de su residencia a las afueras de Kampala cuando fue puesto bajo «arresto preventivo». «Tenemos información de que planea actividades que pueden poner en peligro a las personas. Vamos a arrestarle para evitarlo», dijo el policía a Besigye mientras le sentaba en su vehículo policial.

Poco después, Besigye fue metido en un furgón policial y fue conducido hasta una comisaría de policía en Mukono, una localidad situada a unos 25 kilómetros al este de Kampala, en donde ha sido detenido junto a Ssemujju Ibrahim Nganda, el parlamentario y portavoz del principal partido de la oposición, el Foro por el Cambio Democrático. El partido había elegido a Besigye como cabeza de lista para las próximas elecciones.

Moses Byamugisha, abogado de Besigye, ha dicho que la Policía antidisturbios se desplegó alrededor de la residencia de Besigye durante la tarde del miércoles y que colocó barricadas con clavos en las carreteras cercanas.

El letrado ha explicado que Besigye y otros altos cargos del partido habían planeado viajar a las ciudades de Jinja e Iganda, en el este de Uganda, para abrir oficinas y celebrar mítines. El portavoz de la Policía, Patrick Onyango, ha dicho que los mítines son ilegales y que la Comisión Electoral está todavía pendiente de aprobar su candidatura.

Altos cargos electorales y la Policía han dicho que la legislación electoral del país solo permite a los candidatos hacer campaña una vez acreditados por el órgano electoral.

Besigye y el anterior primer ministro, Amama Mbabazi, también rival de Museveni, han acusado varias veces a la Policía de intimidación y hostigamiento a sus partidarios y han asegurado que los agentes han interrumpido sus mítines abriendo fuego con munición real, lanzando gases lacrimógenos y empleando cañones de agua.

Las críticas a la brutalidad policial se han intensificado desde el sábado, cuando un vídeo difundido por la televisión local mostró a agentes de la Policía desvistiendo a una mujer partidaria de la oposición.

El incidente tuvo lugar cuando la Policía bloqueó un convoy de los líderes de la oposición, incluyendo a Besigye, cuando viajaban hacia la ciudad ugandesa de Runkungiri, situada en el oeste del país, para un mítin.

Las fotografías publicadas en periódicos locales y redes sociales  mostraron los vehículos de los líderes con las ventanas y parabrisas destrozados.