Ejército nigeriano rebasa fronteras en la búsqueda de secuestradas

0
348

troupes nigériannesTropas nigerianas operan en Camerún, Chad y Níger en busca de 85 muchachas secuestradas el lunes último de una escuela en el norte del país, según declaraciones de un vocero divulgadas hoy.

La acción de rebasar las fronteras del país hacia los tres principales vecinos persigue ampliar el radio de localización de las escolares raptadas en el estado norteño de Borno, aseguró el portavoz militar en condición de anonimato.

Los secuestradores pueden haber llevado fuera del país a las estudiantes de entre 15 y 18 años raptadas en el pueblo de Chibok, de las 129 plagiadas inicialmente 44 escaparon de sus captores en distintas parte de su traslado hacia un lugar desconocido, añadió la fuente.

Representantes oficiales y de la sociedad civil atribuyeron la acción una vez más al grupo islamista Boko Haram, por sus antecedentes de tomar mujeres como rehenes para utilizarlas como esclavas sexuales.

La intensificación fuera de territorio nacional de la persecución contra el grupo, que opera desde 2009 en el norte de mayoría musulmana, siguió a un anuncio ayer del Gobierno camerunés sobre la captación en el país vecino de miembros de las milicias islamistas.

Hemos descubierto en nuestro país una red de reclutamiento

entre jóvenes cameruneses del norte de futuros miembros de Boko Haram, que opera también en naciones limítrofes, afirmó el ministro de Comunicación, Issa Chiroma Bakary.

El grupo integrista nigeriano reclutó desde febrero último a unos 200 jóvenes de entre 15 y 19 años en Kolofata, zona del extremo norte de Camerún fronteriza con Nigeria, aseguró Makary.

Los futuros militantes de Boko Haram son preparados en campos de entrenamiento de esa entidad en la selva, de acuerdo con el Ministro de Comunicación de Camerún.

Las pesquisas en esos potenciales focos septentrionales de captación permitieron decomisar unos cinco mil 400 fusiles destinados presuntamente a Boko Haram, añadió el titular.

Según el funcionario, muchos de esos jóvenes son forzados a unirse al grupo armado, mientras que otros son atraídos por las ventajas que les ofrecen los islamistas.

El Gobierno camerunés no dejará a nadie utilizar su territorio como base de cualquier grupo terrorista, por lo que hemos reforzado la seguridad y la presencia militar en el norte del país, advirtió.

La reacción de Yaundé responde también a la posible actividad militar de Boko Haram contra su propio territorio, como el secuestro el pasado 4 de abril de dos sacerdotes italianos y una monja canadiense que Camerún atribuye a esas milicias islamistas.

Las víctimas fueron atacadas por individuos armados cerca de la ciudad camerunesa de Maroua, en el norte de Camerún.

El grupo radical nigeriano es también responsabilizado por el rapto en la misma región de la familia francesa Moulin-Fournier y del sacerdote francés Georges Vandenbeusch, quienes luego fueron liberados.

En Nigeria, la organización islámica es acusada de numerosos ataques contra instalaciones oficiales y comunidades cristianas, entre las que figuraron tres solo esta última semana.