Egipto investiga violaciones de derechos humanos durante sucesos de agosto

0
706

EgiptoEl gubernamental Consejo Nacional de Derechos Humanos de Egipto formó cuatro comisiones para investigar las posibles violaciones de derechos humanos en varios sucesos violentos registrados en el país en agosto pasado.

Los comités, formados por defensores de los derechos humanos, abogados y activistas, estudiarán cuatro casos controvertidos ocurridos tras el desmantelamiento por la fuerza de las acampadas de los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Según un comunicado del Consejo, la primera comisión investigará dicha operación policial para disolver las acampadas de El Cairo el pasado 14 de agosto, cuando murieron cientos de personas.

Este comité estará integrado, entre otros, por el presidente de la Organización Egipcia de Derechos Humanos, Hafez Abu Saada.

Una segunda comisión se encargará de analizar el ataque por supuestos miembros de las corrientes islamistas a la comisaría de Kerdasa ese mismo día, en el que murieron once policías.

El veterano activista George Ishak, fundador del movimiento «Kefaya» (Basta), y dos antiguos miembros de los Hermanos Musulmanes forman parte del grupo que se centrará en lo sucedido en Kerdasa, blanco de un asalto policial la semana pasada para poner fin al control de los islamistas de la localidad.

El tercer comité abordará los ataques contra lugares de culto, principalmente iglesias, y demás agresiones sectarias ocurridas en respuesta a la disolución de las protestas islamistas.

Por último, una comisión investigará el confuso incidente de la prisión de Abu Zabala del pasado 18 de agosto, cuando unos cuarenta simpatizantes de Mursi murieron mientras la policía los trasladaba a la cárcel.

La creación de estos cuatro comités por el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Egipto se produce a petición del Gobierno interino egipcio.

En su nota, el Consejo insta a los ciudadanos a proporcionar cualquier información sobre estos graves sucesos.

La escalada de la violencia registrada tras el desmantelamiento de las acampadas llevó a las autoridades a decretar el estado de emergencia y el toque de queda.

La situación en Egipto se mantiene inestable desde el golpe de estado, con frecuentes protestas de los islamistas y un alarmante aumento de los ataques contra las fuerzas de seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here