Egipto implantará estado de emergencia por atentados

0
578
Por decisión presidencial, Egipto quedará bajo estado de emergencia por los próximos tres meses como respuesta de seguridad tras los dos atentados terroristas con explosivos realizados hoy contra la comunidad cristiana del país.

En una comparecencia televisada, el mandatario Abdel Fattah El Sisi dijo que tras los ataques cometidos hoy contra los feligreses de las iglesias en Tanta y Alejandría, norte de Egipto, la medida de excepción entrará en vigor ‘una vez que se hayan completado las medidas legales y constitucionales’.

La disposición se adoptó, detalló el Presidente, ‘sólo para proteger a nuestro país (…) y evitar cualquier ataque a su infraestructura’ y población.

Con antelación El Sisi emitió un decreto ordenando a las Fuerzas Armadas que colaboren con los efectivos de la Policía en asegurar las instalaciones vitales en todo Egipto.

Hoy elementos del Estado Islámico (EI) hicieron detonar cargas explosivas en las iglesias cristianas coptas de San Marcos, en la ciudad de Alejandría; y de San Jorge, en la cercana urbe de Tanta, con un saldo total de 47 muertos y más de 137 heridos.

En el primero de los atentados terroristas, en el templo de San Jorge, de Tanta, en el Delta del Nilo, un artefacto explosivo improvisado fue hecho estallar en las primeras filas de los bancos de la capilla central.

Poco después, un atacante suicida hizo estallar su chaleco explosivo a la entrada de la catedral de San Marcos, de la costera Alejandría, donde en ese momento se encontraba el Papa copto, Tawadros II, en ocasión del Domingo de Ramos, inicio de Semana Santa.

Según un comunicado del ministerio del Interior de Egipto, el extremista islámico había planeado hacer detonar cinturón explosivo dentro de la iglesia, pero las fuerzas de seguridad lo detuvieron antes de entrar.

Los ataques de hoy son vistos por analistas locales consultados por Prensa Latina como intentos para dividir la sociedad egipcia, así como posibles ‘preparativos’ de los extremistas musulmanes para sabotear la prevista visita del Papa Francisco a fines de abril, como objetivo a corto plazo.

Pueden ser evaluados además como continuación directa del atentado terrorista ocurrido el pasado 11 de diciembre de 2016 en El Cairo, agregaron bajo condición de anonimato.

En esa ocasión un suicida del Estado Islámico, vinculado a la ilegal Hermandad Musulmana según las autoridades egipcias, detonó un chaleco explosivo dentro de la iglesia de San Pedro, en El Cairo, matando a 28 personas e hiriendo a mas de 40.

Con posterioridad el EI anunció planes de atentar contra la comunidad cristiana en Egipto, prometiendo ‘liberar a El Cairo’ de ciudadanos de esa confesión.

En hechos presuntamente vinculados a esa acción, en febrero de 2017 fundamentalistas islámicos realizaron varios ataques contra civiles cristianos en la ciudad de El Arish, en el Sinaí, causando la muerte a tres ciudadanos coptos, hechos que desencadenaron un éxodo de fieles de ese credo desde el Sinaí Norte hacia otras gobernaciones egipcias.