Disturbios durante el Día de la Independencia en Brasil

0
368
justdomyhomework.com
Nuevas protestas en Brasil

Al menos 24 personas han sido detenidas y 13 han resultado heridas hasta el momento tras varios enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que han provocado disturbios mientras se celebraba esta mañana el Día de la Independencia de Brasil en el centro de Río de Janeiro. Mientras, en Brasilia, otra manifestación terminó con 30 personas detenidas por destrozar un concesionario.

   En Río de Janeiro el primer disturbio comenzó a las 10.15 hora local (15.15 hora peninsular española) cuando la zona cercada para el desfile militar fue invadida por los manifestantes. La Policía Militar intentó expulsarlos con balas de goma y gas lacrimógeno que afectó a los activistas, pero también a los asistentes al desfile, incluidos niños y ancianos, según informa el diario brasileño ‘O Globo’.

Los asistentes criticaron la actuación a su entender excesiva de la Policía que evitaba ver el desfile con normalidad, desfile que no fue suspendido ya que continuó por uno de los laterales. También, según testigos del lugar, aseguran haber escuchado disparos dentro de una tienda de la plaza de la República.

Una segunda revuelta se produjo cerca del mediodía (17.00 hora peninsular española) cuando los manifestantes todavía continuaban con sus protestas en dirección a la zona de Cinelandia pero les fue cerrado el paso por la Policía entre las calles Presidente Vargas y Senhor dos Passos. Ante la reacción violenta de algunos de los manifestantes, la Policía lanzo gases lacrimógenos y procedió a detener a varios de sus miembros.

Las trece personas heridas por los disturbios fueron trasladados al Hospital Souza Aguiar, en el centro de Río, y entre ellos, ninguno presentaba heridas de gravedad y diez de ellos fueron dados de alta, según la secretaria municipal de Salud.

En Brasilia un grupo en torno a 400 manifestantes rompieron los cristales de la sede del canal de televisión Rede Globo y destrozó los cristales de un concesionario en el centro de la capital e intentaron desvalijarlo, pero la actuación de la Policía evitó el asalto y la actuación se saldó con 30 personas detenidas sin que se especificaran las causas.

La preocupación por la seguridad se notó este año en la celebración del desfile que ha sido mucho más corto que los anteriores para no exponer mucho tiempo a las autoridades y acompañantes, de hecho destacó la ausencia de los familiares de la presidenta, Dilma Rousseff.

Horas antes, la presidenta reconoció que la población tiene derecho a protestar, pero que el país tiene «problemas urgentes». Rousseff explicó que «todavía hay mucho por hacer», pero destacó los avances conseguidos en los últimos años. «Brasil ha avanzado como nunca en los últimos tiempos. Lamentablemente seguimos siendo un país con servicios públicos de baja calidad», reconoció la mandataria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here