Diputados amenazan con destituir a líder del Parlamento guineanos

0
361
guinea_bissau_banderaLos diputados que apoyan al gobierno en el Parlamento de Guinea Bissau amenazaron con destituir al líder del órgano, Cipriano Cassamá, a quien acusan de mantener hoy una actitud deliberada de bloqueo a la labor legislativa.

Cassamá actúa de mala fe y tiene una ‘actitud deliberada de bloqueo’ al funcionamiento del Parlamento y de esta forma la institución no se puede reunir para aprobar el programa del gobierno, dijo a la prensa el portavoz de los molestos representantes, Rui Dia de Sousa.

Los diputados que respaldan a la administración (15 expulsados del gobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc) y 41 del opositor Renovación Social (PRS) reiteraron que enrumbarán las diligencias en el sentido de destituir a Cassamá de sus funciones.

Para Dia de Sousa, Cassamá, pese a su experiencia legislativa por estar en el hemiciclo desde 1994 y gobernativa, ‘demostró no ser capaz’ de continuar como líder del Parlamento y ‘debe ser destituido’.

Al respecto, el segundo de la bancada parlamentaria del PRS, Daniel Embaló, anunció que el grupo de diputados que apoyan al Ejecutivo de Baciro Djá convocarán a una sesión ‘con o sin el consentimiento de Cipriano Cassamá’ para votar el programa gubernamental.

A principios de agosto el Paigc, vencedor de las últimas elecciones legislativas, pidió al presidente José Mário Vaz que sea coherente y dimita al actual gobierno.

(El mandatario) debe cesar a la vigente administración por funcionar ‘fuera del cuadro legal’ previsto por la Constitución, indicó la organización política en un comunicado.

Argumentó además que el primer ministro Djá aún no presentó su programa de acción al Parlamento.

De acuerdo con la ley guineana, resulta ilegal el Gobierno sin aprobación de su plan de acción por la Asamblea, 60 jornadas después de ser investido en funciones.

El Paigc responsabiliza a Vaz por la existencia de un ‘gobierno de iniciativa presidencial’, figura no prevista en la Constitución y espera que dimita al equipo de Djá tal como hizo con el Ejecutivo liderado por Carlos Correia.

Vaz cesó en mayo a la administración que encabezaba Correia y nombró después a Dja primer ministro, designado en el cargo el 20 de agosto de 2015, pero presentó luego su renuncia cuando el Supremo consideró inconstitucional su elección.

La crisis en Guinea Bissau comenzó el 12 de agosto de 2015, cuando el mandatario dimitió como jefe de gobierno a Domingo Simoes (presidente del Paigc), al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.