Dilma Rousseff niega uso de recursos irregulares en campaña electoral

0
498
La depuesta presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff, ratificó hoy que nunca autorizó el uso en sus campañas electorales de recursos financieros no contabilizados ni declarados a los órganos de fiscalización competentes, la llamada »caja dos».

Todos los que participaron en las instancias de coordinación de los comicios de 2010 y 2014 tuvieron siempre pleno conocimiento de esa determinación, subrayó la asesoría de prensa de Rousseff en una nota a propósito de declaraciones hechas por los publicistas João Santana y Mónica Moura, ambos presos en la operación Lava Jato.

El texto agrega además que las únicas personas autorizadas a recaudar fondos, en conformidad con la legislación electoral, fueron los tesoreros investidos para esas funciones y señala que la ex mandataria ‘nunca tuvo conocimiento de que sus órdenes fueran incumplidas’.

En las dos elecciones la orientación de Dilma fue siempre clara y directa para que se respetara la legislación electoral en todos los actos de campaña, agrega la nota y realza el interés de la ex presidenta porque las investigaciones sobre este asunto sean conducidas de manera libre e imparcial, para que pueda hacerse justicia.

De acuerdo con reportes de prensa, en declaraciones rendidas ante el juez federal Sergio Moro, quien maneja los hilos de la operación anticorrupción Lava Jato, Santana y Moura dijeron que recibieron dinero de ‘caja dos’ para la campaña presidencial de Rousseff en 2010, negando así su propia versión anterior.

Inicialmente, el matrimonio manifestó que los pagos recibidos en Suiza correspondían a trabajados realizados fuera de Brasil.

Moura afirmó también que el pago de campañas electorales por medio de la ‘caja dos’ constituye una regla en el país.

No creo que exista un solo publicista que trabaje únicamente con recursos legales, porque incluso es una exigencia de los partidos que la mayor parte (de los recursos utilizados en las campañas) provenga precisamente de ahí, valoró Moura.