Diálogo y levantamiento de sanciones favorecen a Sudán,dice oposición

0
357
El diálogo nacional y el levantamiento de algunas sanciones impuestas por Estados Unidos a Sudán reviven este país, dijo hoy el líder opositor y secretario general del Partido Popular del Congreso (PCP), Ibrahim al Sanusi.

Al Sanusi indicó que la decisión anterior de no tomar parte en el gobierno se basaba en elementos esenciales de los acuerdos políticos dentro del diálogo.

‘Uno de esos elementos es que no queríamos ser socios del Congreso Nacional en un gobierno bilateral’

El líder de la oposición señaló que se propusieron tres temas para ser la base de la próxima administración, entre los que analizaron crear la posición de Primer Ministro, puntualizó.

Insistió también en que los resultados del diálogo nacional influyeron en la medida tomada por el anterior mandato estadounidense de levantar sus 20 años de sanciones contra Sudán.

Para valorar el mantenimiento o no de las sanciones se pidió a este país que cumpliera cinco condiciones, entre las que se dictaron su participación en la lucha mundial contra el terrorismo, promover la paz y la seguridad en la región, y eliminar de este territorio al grupo fundamentalista Ejército de Resistencia del Señor.

Como imperativo también se le reclamó a la administración del presidente Omar al Bashir que permitiera el acceso a su territorio de los organismos humanitarios en regiones de guerra como Darfur y no interferir en la guerra en Sudán del Sur.

La orden ejecutiva incluida en el informe de término de sanciones autoriza ahora a compañías estadounidenses a expandir el comercio y la inversión en esta nación, por lo que se abren las importaciones y exportaciones entre los dos Estados.

La firma del acuerdo se basó en una ‘marcada reducción’ de la actividad militar aquí y la ‘promesa de su gobierno de mantener el cese de hostilidades en las zonas de conflicto’.

El edicto establece además un periodo de seis meses hasta el 12 de julio de 2017 para que el levantamiento de las sanciones entre en vigor.

Las sanciones impuestas a Sudán por el gobierno de Estados Unidos se remiten a 1997 durante el mandato del expresidente Bill Clinton debido a el supuesto vínculo de este país con organizaciones terroristas. A esas primeras medidas se añadieron otras en 2006, por la violencia en Darfur.