Detienen en Angola presidente de Fundación Eduardo dos Santos

0
374
El presidente de la Fundación Eduardo dos Santos (del exmandatario José Eduardo dos Santos), Ismael Diogo, fue detenido por negarse a responder notificaciones de la fiscalía, destacaron hoy medios periodísticos.
Su arresto en la prisión de Viana, en el sur de Luanda, se produjo la víspera después que no respondió varias citaciones de la Dirección Nacional de Investigación Penal, subordinada a la Procuraduría General de la República.

De acuerdo con fuentes del Ministerio Público, Diogo es acusado en el caso de corrupción y blanqueamiento de capitales que se sigue contra varias figuras del Consejo Nacional de Cargadores (CNC), por el que también fue encarcelado el exministro de Transportes Augusto Tomás.

La detención de Diogo se suma a la de otros exaltos cargos, lo cual ha motivado movimientos inusitados alrededor de cárceles en esta capital, como en el presidio-hospital de Sao Paulo, donde se encuentra en arresto preventivo el hijo de dos Santos, José Filomeno dos Santos.

Diversas fuentes dieron cuenta que Diogo cambió de domicilio al ser notificado lo que conllevó a su arresto, explicó el portavoz de los Servicios de Prisiones Manezes Cassoma al periódico O Pais (El País).

Por el caso también están detenidos en Viana Rui Manuel Moita exdirector general adjunto para el Área Técnica del CNC, el director general del CNC, Manuel Antonio Paulo, y la directora general adjunta para el área de Administración y Finanzas Isabel Cristina Braganza.

Sobre ellos recaen acusaciones de peculado, corrupción y blanqueamiento de capitales.

Unido a ello, la Procuraduría denunció que individuos no identificados se hacen pasar por miembros de la Dirección Nacional de Investigación Penal para extorsionar a personalidades, bajo el supuesto de que serán acusados por la institución.

De acuerdo con un comunicado de la institución, esas personas se aprovechan de las circunstancias en la que casi una decena de exgobernantes están acusados de crímenes de cuello blanco.

Para ello, la fiscalía solicitó el apoyo de la población para efectuar denuncias y en lo posible dejar registrados los números desde los cuales son llamados.