Destacan en ONU los retos de la salida de misión en Darfur

0
278

La subsecretaria general de operaciones de mantenimiento de paz de la ONU, Bintou Keita, destacó hoy los retos que representa la estrategia progresiva para la salida de la Unamid, en Sudán.

Hay preocupación en el área por lo que pueda conllevar el fin de la Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur (Unamid, por sus siglas en inglés), dijo al Consejo de Seguridad.

También ofreció detalles sobre su reciente visita a Sudán -a inicios de mes- junto al subsecretario general de apoyo a la consolidación de la paz, Oscar Fernández-Taranco, la cual abordó la transición de la presencia de la ONU en Darfur en el contexto de la reducción de la Unamid.

Queríamos explorar los retos y los modelos de esa transición, recalcó la alta representante de Naciones Unidas.

Si bien el proceso de paz en Darfur se ha estancado una vez más, las protestas violentas resultan ahora más esporádicas, detalló.

Keita habló con inquietud sobre la información recibida por la Unamid de numerosos incidentes de violencia sexual, lo cual es una amenaza para la población en Darfur, especialmente mujeres y niñas, y obstaculiza el regreso de las civiles desplazadas a sus lugares de origen.

El Gobierno de Sudán debe ir creando las condiciones propicias para el regreso de los desplazados y la protección de esas personas, indicó y se refirió a la peristencia de incidentes de seguridad en la zona.

Según informó Keita, en estos momentos la Unamid y el equipo de la ONU en Sudán colaboran de cara a una transición sin sobresaltos en Darfur y para sentar las bases de una paz sostenible.

Desde que se agravara el conflicto allí hace 15 años, la ONU desplegó sus fuerzas en la región y ahora debemos garantizar que la salida de la Unamid no provoque un vacío que de paso a la violencia y a otros factores de riesgo, resaltó.

En ese sentido, exhortó a mejorar la disponibilidad de recursos, y la colaboración con el Gobierno, así como ofrecer soluciones a los desplazados internos.

Además, añadió, la comunidad internacional debe movilizar los recursos necesarios para la estrategia de salida de la Unamid y hacer frente a los desafíos de la transición en Darfur.

Para Keita, es fundamental la discusión y estrecha cooperación entre la ONU y la Unión Africana.

La falta de progresos tangibles en el proceso de paz lleva a reflexionar sobre qué podemos y debemos hacer durante la reducción de la Unamid y en el futuro, y establecer pautas claras para la protección de civiles, enfatizó la subsecretaria general de operaciones de mantenimiento de paz de la ONU.

El organismo multilateral ve con preocupación el anuncio del presidente de Sudán, Omar al Bashir, de un estado de emergencia en ese país durante un año.

Darfur es una zona situada en el Sudán occidental que limita con la República Centroafricana, Chad, Sudán del Sur y Libia.

El establecimiento de la Unamid fue aprobado por el Consejo de Seguridad en julio de 2007 con el fin de estabilizar la zona de Darfur, y su mandato entró en vigar a partir de enero de 2008.