Desplazados en Libia enfrentan duras condiciones, alertan desde ONU

0
576
La coordinadora humanitaria de ONU en Libia, Maria Ribeiro, alertó sobre la difícil situación de quienes se ven imposibilitados de regresar a sus horas en Tawergha y permanecen en asentamientos improvisados.

Esos refugios en Qararat al-Qataf y Hwara tienen un estado muy precario y aunque cientos de personas desean ejercer su derecho legítimo de retorno, todavía están obligados a vivir en áreas abiertas, detalló.

Allí habitan bajo duras condiciones climáticas y sin acceso a servicios básicos desde hace más de tres semanas, agregó la representante de la ONU.

El regreso voluntario, seguro y digno de esas personas no necesita demorarse más pues ellos no deben continuar como rehenes de la crisis política en el país, consideró.

Organismos de la ONU, el gobierno de Libia y otros socios internacionales han proporcionado asistencia para salvar vidas, así como tiendas de campaña, artículos de higiene, ropa de invierno, agua y alimentos, informó Ribeiro.

Los habitantes de Tawergha llevan desplazados desde 2011, cuando 40 mil de ellos se vieron forzados a abandonar la ciudad y desde entonces, están dispersos por todo el territorio libio.

Pese al pacto logrado en diciembre de 2015 en Skhirat, Marruecos, con el objetivo de establecer un gobierno de unidad nacional, Libia sigue azotada por las pugnas entre facciones, un escenario propicio para el accionar de extremistas y de redes dedicadas al tráfico humano con destino a Europa.

En 2011 una intervención militar de la OTAN ayudó a derrocar a Muamar Gadafi y dejó a la nación sumida en la violencia y el caos, con gobiernos paralelos y una proliferación de milicias que luchan por el poder.

Actualmente, en Libia hay más de 180 mil desplazados internos que necesitan asistencia, así como 335 mil personas que lograron regresar finalmente a sus hogares, según estadísticas de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.