Demandan unidad a fuerzas armadas de Burundi tras fallido atentado

0
589

burundi_pierre_nkurunzizaEl presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, pidió unidad a las fuerzas armadas tras el fallido atentado perpetrado el viernes contra el jefe de Estado Mayor del Ejército, general Primer Niyongabo, se confirmó hoy aquí.

«Un ataque así tenía como objetivo crear el caos en las fuerzas de seguridad», dijo Nkurunziza, según una declaración leída por su vocero, Louis Kamwenubusa, y reproducida este lunes por medios periodísticos.

El portavoz señaló que el mandatario solicitó «a los miembros de esos cuerpos que permanezcan tranquilos y unidos para evitar caer en las trampas de los enemigos».

Círculos policiales aseguraron que por la agresión, Niyongabo quedó herido y se registran al menos siete muertos, cuatro de ellos sus escoltas.

Hombres armados vestidos de soldados abrieron fuego contra el vehículo del general cuando este se dirigía a su oficina de trabajo en esta capital. El chofer del jefe militar maniobró rápidamente y pudieron escapar del tiroteo.

Según las fuentes, dos de los autores de la embestida murieron y otro está preso (todos fueron identificados como miembros de tropas), lo cual demuestra que imperan las divisiones en el seno del ejército.

El atentado contra Niyongabo es el último de una serie de homicidios tras la cuestionada reelección de Nkurunziza el 21 de agosto.

La pasada semana el portavoz del partido de la oposición burundesa, Unión por la Paz y la Democracia (UPD), Patrice Gahungu, fue asesinado aquí por desconocidos.

A la lista se sumó el exjefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas durante la guerra civil (1993-2005), excoronel Jean Bikomagu, quien fue ultimado en agosto por desconocidos cuando regresaba a su domicilio.

Este crimen ocurrió a menos de dos semanas después de que el exjefe de Inteligencia de Burundi, general Adolphe Nshimirimana, fuera asesinado tras su auto recibir el impacto de un misil lanzado por anónimos en el barrio capitalino de Kamenge.

Un día después de este hecho el reconocido activista por los derechos humanos Pierre Claver Mbonimpa quedó herido por desconocidos cuando caminaba rumbo a su casa en esta capital.

También el presidente del gobernante partido Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia en el capitalino distrito de Kanyosha, Come Harerimana, falleció a inicios de agosto tras ser tiroteado cuando viajaba en moto hacia su oficina.

La situación de seguridad sigue deteriorándose en el país, donde los crímenes selectivos corroen el conflicto interno.

Estimados de organizaciones internacionales revelan que las violentas protestas contra los planes de Nkurunziza de perpetuarse en el poder costaron más de 70 muertes y unos 150 mil burundeses huyeron a países vecinos por temor a la reedición de anteriores conflictos.