Define la FAO a la inmigración como opción positiva y constructiva

0
81
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) definió hoy aquí a la inmigración como opción positiva y constructiva y no como una necesidad.

Al intervenir en el Foro sobre Agricultura, Desarrollo Rural y Migración en la Región Mediterránea, la directora general adjunta de ese organismo internacional, Maria Helena Semedo, señaló que la migración es ‘parte del desarrollo’ y en ella intervienen diversos factores.

Acorde con Semedo ‘la FAO cree que invertir en agricultura y desarrollo rural sostenible, en la adaptación al cambio climático y en medios de vida resilientes, es parte importante de la respuesta global frente a la migración’.

Consideró la necesidad de ‘apuntar hacia un diálogo con visión de futuro’, y destacó que la creciente complejidad del fenómeno concita más que nunca a un diálogo a nivel regional.

La FAO, apuntó, favorece una migración segura, ordenada y regular, la cual puede contribuir al crecimiento económico, la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria de la región a través de transferencia de conocimientos, habilidades y tecnología.

Antes Semedo explicó que esta región existen países que son simultáneamente origen, destino y tránsito para las poblaciones mediterráneas y de regiones adyacentes como Asia central, Medio Oriente y el África subsahariana.

Por su parte el vicepresidente del Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (Ciheam), Gianni Bonini, señaló la necesidad de hacer frente a diversos factores que inciden en los flujos migratorios.

Mencionó entre ellos el crecimiento demográfico, las desigualdades, ausencia de empleos decentes, los conflictos civiles y las crisis ambientales extremas.

Los temas de análisis del Foro evaluados por comisiones giraron en torno a la emigración rural, futuro de la producción alimentaria, junto al impacto de la fuga de cerebros ante las pocas oportunidades que tienen los jóvenes; así como el rol de las remesas, factores de género y aspectos ambientales como la desertificación.

El Foro celebrado en la FAO fue organizado de conjunto con la Ciheam, la Unión para el Mediterráneo y el Instituto Universitario Europeo, al que concurrieron expertos de organismos internacionales, agencias de cooperación para el desarrollo, centros de investigación, de la sociedad civil, entre otros.

Junto con la Organización Internacional para las Migraciones, la FAO preside el Grupo Mundial sobre Migración, encargado de asesorar a los estados miembros de ONU sobre el Pacto Mundial para una Migración Segura, Regular y Ordenada, que deberá ser aprobado en diciembre de este año.