Declaración de Johannesburgo en jornada final de cumbre China-África

0
103

foro-china-africaCon la adopción de la declaración de Johannesburgo y un plan de acción para el período 2016-2018, concluirá hoy aquí la cumbre del Foro de Cooperación China-África (Focac).

Copresidido por los mandatarios chino, Xi Jinping, y sudafricano, Jacob Zuma, el Focac reunió en el centro de convenciones de Sandton a decenas de líderes del continente, para juntos trazar las pautas de una colaboración sustentada en el principio del beneficio mutuo.

Durante estos dos días hubo un reimpulso a los de por sí fuertes nexos entre China y África, y los compromisos contraídos por la nación asiática se materializarán a través de programas concretos que ubican en primer lugar a la industrialización del continente.

La víspera Xi subrayó que su país y África levantan sus nexos con una asociación de cooperación estratégica integral y se dan la mano para abrir una nueva era en beneficio mutuo y desarrollo común.

Justamente, ese fue uno de los puntos de vista subrayados por el presidente Zuma al hablar en la inauguración del Focac.

Distintos asistentes entrevistados coinciden a su vez en que las oportunidades que se abren tienen total correspondencia con la agenda 2063, una plataforma de desarrollo promovida por la Unión Africana.

La inauguración de una exposición sobre los 15 años del establecimiento del Focac y otra sobre equipos y maquinarias industriales; así como el Quinto Fórum de Negocios, fueron parte de las actividades de la cumbre, primera que tiene a África por sede.

Al mismo tiempo, Xi Jinping sostuvo reuniones bilaterales con los distintos homólogos y se firmaron varios convenios bilaterales.

China es el mayor socio comercial del continente, un argumento avalado por el crecimiento del volumen del comercio bilateral desde 10,6 mil millones de dólares en el año 2000 a más 200 mil millones tres lustros después.

La segunda visita oficial de Xi a Sudáfrica, la primera fue en 2013, finaliza también este sábado, después de una gira que lo llevó a Francia, a la cumbre mundial del clima, y posteriomente a Zimbabwe.