Deciden hoy sobre caso de asesino de líder antiapartheid sudafricano

0
126

Janusz WalusLa decisión de si estimarán un recurso de apelación del ministro de Justicia, Michael Masutha, sobre la eventual libertad para el asesino del líder antiapartheid sudafricano Chris Hani en abril de 1993, se conocerá hoy.

El caso, que capta la atención de los medios locales, quedó listo para sentencia el martes tras el tribunal escuchar los argumentos presentados por el Departamento de Justicia.

Uno de los elementos alegados por el Estado es que la concesión de la libertad bajo palabra (parole) para Janusz Walus causaría un gran dolor para la familia y que, por otra parte, el convicto aún no reveló toda la verdad acerca de las circunstancias que rodearon la muerte de Hani.

El mes pasado, la corte concluyó a favor del parole “dentro de 14 días”, una decisión que provocó de inmediato amplias reacciones en el país.

Un comunicado posterior de Masutha anunció que apelaría el veredicto al considerar que el juez que autorizó la libertad de Walus cometió un error.

El portavoz del Partido Comunista Sudafricano (SACP) Solly Mapaila expresó su preocupación por la actitud respecto al caso de la juez Nicolene Janse Van de Niewenhuizen.

“Hay que indicar que estamos perturbados por un sentimiento de hostilidad”, dijo.

Janusz Walus, un extremista de origen polaco, avivó el temor a un conflicto racial abierto cuando mató a tiros a Chris Hani -quien fuera secretario general del SACP- el 10 de abril de 1993, antes de las primeras elecciones libres en 1994.

Tanto Walus como su cómplice Clive Derby-Lewis recibieron en un inicio la condena a muerte que les fue conmutada por cadena perpetua. Derby-Lewis salió de la prisión por motivos médicos hace alrededor de un año.

Luego de la detención de ambos se encontró una “lista negra” con los nombres de los líderes prominentes del SACP y del Congreso Nacional Africano (ANC) como Joe Slovo y Nelson Mandela, al igual que una descripción de las características de sus residencias.

El asesinato de Hani -uno de los dirigentes más populares y queridos aquí- empujó al país al borde de una guerra civil, reiteró el SACP.

De momento, el autor del crimen permanecerá en la cárcel hasta tanto se defina su situación.