Decenas de heridos durante una manifestación en El Aaiún contra el acuerdo de pesca UE-Marruecos

0
440

El AaiúnDecenas de manifestantes resultaron heridos por la intervención de las fuerzas de seguridad marroquíes durante la manifestación celebrada este sábado en El Aaiún, capital histórica del Sáhara Occidental, para protestar contra la firma de un acuerdo de pesca entre Marruecos y la Unión Europea que incluye los caladeros saharauis.

   La concentración se celebró en la tarde del domingo en la calle Esmara de la capital saharaui y estaba convocada por la Coordinadora de Gdeim Izik, según han informado tanto la agencia de noticias saharaui SPS como la ONG Western Sahara Resource Watch (WSRW).

Los manifestantes corearon consignas pidiendo la liberación de los presos saharauis y denunciando el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental.

La marcha pudo celebrarse durante apenas diez minutos hasta que las fuerzas de seguridad marroquíes, con agentes vestidos tanto de uniforme como de civiles, cargaron para dispersar la protesta. WSRW ha denunciado que «la Policía intervino de forma brutal». Entre los heridos, al menos una docena, según WSRW, habría al menos un adolescente de 13 años.

«Un anciano de unos sesenta años, una manzana más abajo de donde yo estaba, fue golpeado en la cabeza con una porra», ha relatado la activista noruega Hodad Gulaid. «Aquí la gente parece muy frustrada por los planes de la UE y porque la UE no les ha consultado y requerido su consentimiento a la negociación de este acuerdo», ha añadido.

El Parlamento Europeo votará el próximo martes el polémico acuerdo de pesca con Marruecos, que incluye las aguas del Sáhara Occidental, antigua colonia española ocupada militarmente y no reconocida por la comunidad internacional como de soberanía marroquí.

Los buques europeos obtendrán con el acuerdo 126 licencias, de las que un centenar serán para españoles, sobre todo andaluces y canarios, y beneficiarán a 700 tripulantes aproximadamente. Además supone un incremento del 33 por ciento de las posibilidades de pesca de la flota comunitaria –once Estados miembros faenan en la zona– con respecto al régimen anterior. A cambio, Marruecos recibirá un pago anual de 40 millones de euros durante cuatro años.

Los saharauis reclaman que sus aguas sean excluidas del acuerdo porque no reconocen el derecho de Rabat a gestionar sus recursos, pero Bruselas y los 28 dan por bueno que se mantengan, a cambio de una cláusula que prevé la suspensión del convenio si se vulneran derechos fundamentales. La Unión Europea también exigirá a Marruecos pruebas periódicas de que la población saharaui se beneficia de la ayuda y del empleo que proporciona el nuevo acuerdo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here