De victoria colectiva califican cumbre internacional en Djibouti

0
121

Por Juan Carlos Díaz Guerrero

El presidente de la Fundación de Ayuda Educativa, Manssour Bin Mussallam, consideró de gran logro la celebración de la III Cumbre Internacional sobre Educación Equilibrada e Inclusiva, que sesionó en esta capital por tres días.

Lo ocurrido en Djibouti es ‘una victoria colectiva, todos los participantes lograron una victoria, un triunfo en el sentido de la colectividad, un triunfo de la acción colectiva para la educación’, afirmó el recién electo Secretario General de la Organización de Cooperación (OCE).

Pero también, dijo en entrevista exclusiva con Prensa Latina, para el desarrollo de modelos que son ‘verdaderamente equitativos, sostenibles, justos y prósperos’ para todos y desde el Sur, por el Sur, pero para la humanidad entera.

Al referirse a los tres días del ForumBIE 2030 que reunió del 27 al 29 de enero a delegados de 35 países de África, Asia y América Latina y el Caribe, Bin Mussallam remarcó que ‘hemos logrado una conciencia colectiva en la importancia de una educación equilibrada e inclusiva’.

Además, en confederar nuestros esfuerzos para conseguir una educación de ese tipo para todos desde el Sur, pero ‘no hablando de la educación como fin, sino hablando de educación para hablar del futuro de la humanidad, del desarrollo y hablar de la sobrevivencia del ser humano’.

Para el joven de ascendencia saudita, la reunión sirvió para construir una conciencia colectiva, pero también, opinó, ‘un compromiso moral, concreto, palpable con la educación equilibrada e inclusiva’ y la constitución de la OCE, nueva organización internacional del siglo XXI con Estados miembros del Sur, con miembros asociados de la sociedad civil y cuerpos académicos.

Creo, subrayó, que eso es un gran logro para el mundo en el sentido siguiente: nos hace falta poner instrumentos, plataformas y recursos a disposición colectiva para lograr nuestros objetivos.

‘Hace falta cambiar las dinámicas de cooperación internacional, de cooperación Sur-Sur para lograr nuestros objetivos’, manifestó.

Sobre la OCE, significó que su constitución ha sido un momento histórico para el desarrollo de modelos educativos y de desarrollo que merecemos colectivamente.

Pero al mismo tiempo, reconoció, ‘debemos de tener lucidez para saber que el camino todavía es largo, que nos hace falta superar muchos desafíos y retos, que no serán fáciles’.

Sin embargo, expresó que cuando actuamos en coordinación, de manera colectiva se puede lograr y se logrará las aspiraciones eternas que hemos tenido desde el Sur.

Acerca de su responsabilidad como Secretario General de la OCE, agradeció a los Estados signatarios fundadores de la carta constitutiva por la nominación y elección; ‘es un gran honor y un privilegio’, alegó.

Esta es una responsabilidad colectiva y veo que mi encargo es asegurar que se consiga un desarrollo rápido de las estructuras, instrucciones y las ratificaciones de su carta constitutiva porque ‘no podemos olvidar que hay urgencias para que esta logre los objetivos por los cuales fue creada’.

En este sentido, dijo sentir ‘la determinación intransigente’ de asegurar que merezco la confianza de los Estados que me nominaron y eligieron, pero que al final ‘eso no dependerá solo de mi determinación y voluntad, sino de la nuestra, de las colectivas, de lograr lo que hemos comenzado’.

Interrogado por Prensa latina sobre la presencia en la III Cumbre de una delegación de La Habana, Bin Mussallam la calificó de ‘muy importante’ porque Cuba es uno de los países que ejecutó algunos de los principios que emanan y están presentes en la Declaración Universal y en la carta constitutiva de la OCE.

Destacó que la mayor de las Antillas demostró que se pueden lograr ‘soluciones endógenas para alcanzar el acceso universal a la educación de calidad’.

Esa es una nación que aunque tiene muchos desafíos, por razones diferentes, ‘incluso, por el bloqueo’ (impuesto por Estados Unidos), sigue siendo un país solidario, internacionalista y tuvo todo su lugar en la Cumbre como firmante de la Declaración Universal y, eventualmente espero, como Estado mimbro de la OCE, apuntó.