Cyril Ramaphosa agradece las sugerencias a su Discurso a la Nación

0
243
El presidente Cyril Ramaphosa agradeció las contribuciones y sugerencias de los diputados al Discurso a la Nación y por aceptar su llamado a una nueva asociación para construir una Sudáfrica donde todos sean libres, iguales y gocen de seguridad.

La colaboración, la asociación y el consenso son aspectos esenciales de nuestro pasado africano y será central en determinar nuestro futuro, dijo el Presidente en su réplica a las consideraciones sobre su intervención el viernes ante las dos cámaras del órgano legislativo, que se extendieron ayer por más de 10 horas.

El jefe de Estado y Gobierno calificó de significativo ese debate al abordar los temas que más afectan a la población y destacó que las deliberaciones se llevaron a cabo con decoro y respeto, tanto entre los diputados, como por la dignidad del parlamento y por el pueblo que todos representan.

Se refirió a los numerosos comentarios sobre el Discurso a la Nación por parte de sudafricanos de todos los rincones del país y clases sociales, y sus experiencias con ciudadanos que ha encontrado durante sus caminatas matutinas.

Todos ellos han galvanizado un sentimiento de patriotismo que eleva los intereses de Sudáfrica por encima de intereses egoístas, motivados por la convicción de que mañana será mejor que hoy, aseveró.

Señaló que las consideraciones de los parlamentarios en el debate de ayer mostraron el compromiso en la construcción de una nación donde el progreso no sea medido por el crecimiento de su Producto Interno Bruto o la posición en la competitividad global, sino por cómo cambian para mejor las condiciones de vida de los más vulnerables y marginalizados.

Como líderes, ya sea en el Gobierno, negocios, trabajos o sociedad civil, tenemos la responsabilidad de trabajar de conjunto, añadió.

En sus respuestas a las sugerencias o problemas expresados la víspera por los diputados de todos los partidos, el Presidente tomó nota sobre la preocupación de que la promoción del empoderamiento económico de la población negra podría perjudicar la obtención de trabajo por jóvenes blancos.

Dijo que no descarta esas preocupaciones y las tendrá en cuenta aunque recordó que las estadísticas oficiales indican que los jóvenes bancos tienen menos dificultades en hallar empleo y que según esas tasas el desempleo entre los primeros es del siete por ciento, mientras entre sus pares negros se eleva al 30 por ciento.

Retomó el tema de la redistribución de tierras y la confiscación de las mismas sin compensación y dijo que para que las heridas cicatricen es necesario entender el pasado y poder establecer una sociedad sobre la base de valores democráticos, justicia social y derechos humanos fundamentales.

La devolución de las tierras a quienes les fue arrebatada es parte de cómo podemos sanar la división del pasado, puntualizó, luego de preguntarse acerca de los criterios de que la expropiación de terrenos es incompatible con una economía en crecimiento y floreciente.

‘Tenemos que responder a quienes dicen que lo que proponemos viola el espíritu y los intereses de la Constitución Democrática de Sudáfrica’.

Dijo algunos incluso niegan que el desposeimiento de la población negra sudafricana de sus tierras han contribuido fundamentalmente al empobrecimiento y el no empoderamiento de la mayoría del pueblo sudafricano.

Al respecto aseguró que la expropiación de tierras sin compensación es una de las medidas que serán utilizadas para su redistribución a la población negra.

Insistió en la necesidad de determinar, de forma colectiva, cómo implementar esa medida para promover la producción agrícola, mejorar la seguridad alimentaria, impulsar el desarrollo rural, reducir la pobreza y fortalecer la economía.