Crisis política en Guinea-Bissau ocupa atención de la ONU

0
1014
La ausencia de un gobierno estable y funcional limita la capacidad de la Oficina Integrada de Consolidación de la Paz de las Naciones Unidas en Guinea-Bissau (Uniogbis), en un complejo escenario político interno.

Así informó el representante especial del secretario general de la ONU en Guinea-Bissau, Modibo Ibrahim Touré, quien ofreció detalles sobre las dificultades que ha tenido el equipo de la organización multilateral para desplegar sus tareas durante más de tres años.

En el futuro, tendremos que centrar nuestros esfuerzos en apoyar a los líderes nacionales en la elección de un primer ministro, consideró.

Pero hasta completar el ciclo electoral en 2019, Guinea-Bissau requerirá de la presencia de la ONU con el objetivo de evitar más deterioro de la situación política y de seguridad, apuntó.

Touré también subrayó la importancia del Acuerdo de Conakry y reiteró su apoyo a la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental en sus acciones de mediación.

El Acuerdo de Conakry, firmado el 14 de octubre de 2016, proyecta -entre otros aspectos- el nombramiento de un primer ministro consensuado en el país.

Ahora, entre las principales prioridades de la Uniogbis destaca apoyar los esfuerzos para consolidar el orden constitucional, fomentar el diálogo político y la reconciliación nacional, alentar la reforma del sector de la seguridad y promover el respeto de los derechos humanos.

Según el Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas, Guinea-Bissau sufre inestabilidad política desde que obtuvo la independencia en 1974.

A inicios de este mes, el secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, expresaron preocupación por la prolongada crisis en ese territorio.

Pese a las múltiples oportunidades ofrecidas a los principales actores políticos para llegar a un arreglo consensual, aún persisten los impedimentos en una solución política a la crisis, indicaron.

Por medio de un comunicado conjunto, ambos reiteraron su respaldo a la centralidad del Acuerdo de Conakry y exhortaron a implementar fiel y urgentemente ese convenio.