Corte Constitucional de Zimbabwe analiza reclamo electoral

0
307
La Corte Constitucional de Zimbabwe comenzó la vista sobre el reclamo del líder opositor Nelson Chamisa, en contra del resultado de las elecciones generales que dieron la victoria al presidente Emmerson Mnangagwa.
Los comicios celebrados el pasado 30 de julio dieron el triunfo al líder de la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (Zanu-PF) con 50,8 por ciento de los votos, mientras Chamisa, quien encabeza la alianza Movimiento por el Cambio Democrático (MCD), consiguió 44,3 por ciento de las boletas.

El Zanu-PF ganó además 145 de los 210 escaños del parlamento y consiguió de esa forma mayoría absoluta.

Las sesiones de la corte comenzaron avanzada la tarde de hoy con los descargos del principal abogado defensor Thabani Mpofu, quien acusó a la Comisión Electoral de Zimbabwe presidida por Priscilla Chigumba de manipular los votos en favor de Mnangagwa y dijo que fueron manipuladas 69 mil boletas que hubiesen dado la victoria al líder.

En la comparecencia, transmitida por la radio y la televisión, dos de los 23 candidatos a la presidencia pidieron intervenir en favor de Chamisa, ante lo cual el jefe del tribunal, el juez Luke Malaba, respondió que ellos tuvieron la oportunidad de presentar sus propios reclamos, en vez de adherirse a la presentada por el dirigente de MCD.

Otro candidato a la presidencia del país declaró públicamente su oposición al proceso promovido por el dirigente de Movimiento por el Cambio Democrático.

Las primeras evidencias presentadas por los abogados de Chamisa fueron consideradas por Malaba como de segunda instancia, al parecer por falta de consistencia.

Entretanto, a tres abogados sudafricanos que viajaron a esta capital para respaldar el caso de Chamisa se les permitió asistir a las sesiones como observadores, pero no a presentar argumentos ante los nueve jueces que determinarán su fallo a más tardar el próximo viernes, de acuerdo con lo establecido en la Constitución.

Analistas en esta capital destacan que ambas partes, Chamisa y el presidente Mnangagwa, que pide que la corte desestime el pedido del opositor, están representados por afamados abogados que califican de ‘titanes en el campo legal’.

Mnangagwa ha insistido en que no existen pruebas que desafíen su victoria en las elecciones del 30 de julio y se trata de un abuso del proceso de la corte que no debe ser aceptado.

La intención, subrayó, fue demorar la ceremonia de toma presidencial -prevista para el pasado 12 de agosto- y aprovechar la oportunidad para hacer declaraciones políticas ante los tribunales.