Continúa respaldo internacional a Lula

0
124
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula de Silva, cumplió hoy en la ciudad de Curitiba su sexto día en prisión, arropado por miles de seguidores en su país y el reclamo internacional a favor de su liberación.
Según divulgó aquí la red de medios alternativos de izquierda Midia Ninja, ya suman más de 200 mil la firmas para promover la candidatura de Lula al Premio Nobel de la Paz, tras lanzar esa iniciativa el destacado defensor de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel.

A juicio del tambien Premio Nobel de la Paz argentino, el exmandatario es merecedor de ese galardón pues la llegada del Partido de los Trabajadores (PT) y Lula a la presidencia llevaron a esta nación a convertirse en referencia internacional en la lucha contra la pobreza.

Mientras, en Lima, Perú, sede de la VIII Cumbre de las Américas, este jueves se hizo patente de nuevo la solidaridad con el expresidente brasileño, cuando activistas sociales e intelectuales de países latinoamericanos demandaron su libertad en un plantón ante la embajada de Brasil.

Los manifestantes, participantes en la Cumbre de los Pueblos, denunciaron el manejo arbitrario de la justicia para impedir que Lula sea electo presidente por tercera vez.

Asimismo desde Caracas, los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ratificaron el respaldo a Lula durante una sesión ordinaria en la cual determinaron hacerle llegar una resolución de apoyo y reiteraron el acompañamiento de Venezuela a los brasileños en su lucha por la defensa de su Constitución.

Al presentar la moción, el titular de la Comisión de Trabajadores y Trabajadoras de la ANC, Francisco Torrealba, señaló que Lula es víctima del acoso judicial porque representa la opción progresista en las próximas elecciones de su país, y pretenden eliminar cualquier posibilidad de que salga victorioso en los comicios.

Desde Montevideo, Karín Nansen, representante de Redes de Amigos de la Tierra Uruguay, llamó a los movimientos populares a manifestarse en las calles para exigir la libertad de Lula da Silva.

En entrevista con Prensa Latina, denunció la ofensiva de las clases oligárquicas del continente, que no pueden aceptar que los pueblos tengan un proyecto soberano y político que pone a la justicia social, económica, ambiental y de género en primer lugar.

Mientras, en Madrid, las dos principales organizaciones sindicales de España, Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT), y los partidos Izquierda Unida y Podemos, exigieron la excarcelación del expresidente brasileño.

En un comunicado conjunto, consideraron esencial la libertad de Lula para el retorno de la normalidad democrática en Brasil, y que la denegación del habeas corpus y posterior ingreso en prisión del líder latinoamericano supone la constatación de la deriva autoritaria del cuestionado gobierno de Michel Temer.

En su opinión, la condena sin pruebas y la violación de la Constitución que llevaron al exmandatario a la cárcel, son también un ataque al pueblo brasileño y a los derechos civiles y políticos más elementales del veterano dirigente.

Lula comenzó a cumplir una condena de 12 años y un mes de cárcel el sábado último, cuando se puso a disposición de la Policía Federal en la localidad de San Bernardo del Campo, desde donde fue trasladado a Curitiba.

Ayer, la Comisión de Derechos Humanos y Legislación Participativa del Senado Federal aprobó que miembros de esa Casa verifiquen las condiciones en que cumple condena el expresidente.

El requerimiento fue solicitado por la legisladora Vanessa Grazziotin, del Partido Comunista de Brasil, con el respaldo de otros siete senadores, y según se conoció, los parlamentarios deberán viajar a Curitiba la próxima semana.

Al justificar el pedido para que integrantes de la Cámara Alta visiten el local donde cumple prisión el líder histórico del PT, los senadores coincidieron en que es arbitrario el asilamiento a que Lula es sometido y además hiere los principios básicos de los derechos humanos, principalmente el de la dignidad.