Consulta del Senado revela amplio rechazo a reforma laboral en Brasil

0
778
El amplio rechazo que genera la reforma laboral impulsada por el presidente brasileño Michel Temer, es puesto de manifiesto en una consulta pública abierta en su portal de internet por el Senado Federal.

De los más de 81 mil internautas que vertieron ya su opinión, la inmensa mayoría (78 mil 817) desaprobaron la modificación de más de 100 acápites de la Consolidación de las Leyes del Trabajo (CLT), mientras apenas dos mil 948 estuvieron de acuerdo con la propuesta.

El proyecto de ley, aprobado el 26 de abril último por la Cámara de Diputados con 296 votos a favor y 177 en contra, será ahora sometido a la consideración de tres comisiones del Senado: la de Asuntos Económicos (CAE), la de Constitución, Justicia y Ciudadanía (CCJ) y la de Asuntos Sociales (CAS), en ese mismo orden.

La decisión de incluir a la CCJ en el análisis previo a la evaluación del proyecto por el plenario de la Casa fue adoptada la víspera, tomando en consideración que el mismo ‘altera profundamente una de las legislaciones más antiguas, extensas e influyentes del país’.

Impulsada bajo pretexto de modernizar las normativas laborales vigentes, la reforma de Temer tiene como punto central la posibilidad de que negociaciones directas entre trabajadores y empresas se sobrepongan a la legislación en diversos puntos; o sea, que prime lo acordado sobre lo legislado.

Además, establece nuevas modalidades de contratación, amplía los acuerdos temporales de trabajo, e interfiere directamente en la labor de los sindicatos al intentar ahogarlos financieramente poniendo fin a la contribución sindical obligatoria, conocida como impuesto sindical, entre otros aspectos.

En opinión del director-técnico del Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos (Dieese), Clemente Ganz Lúcio, en realidad se trata de un de un proyecto de protección de las empresas y de desprotección del trabajador.

La impugnada reforma laboral, subrayó, ‘crea instrumentos para legalizar prácticas que precarizan el trabajo, reducen o impiden la protección sindical y deja al trabajador expuesto a la coerción de las empresas en la definición de sus derechos’.

Con esta propuesta de aniquilamento de la legislación laboral vigente se pretende crear subclases de trabajadores con pocos derechos, contratos precarios y remuneraciones indignas, denunció por su parte el presidente nacional de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), Claudio Lamachia.

El proyecto -insistió- ataca la Constitución Federal y todo el sistema normativo, en especial por representar un retroceso e irrespetar los derechos adquiridos por los trabajadores.