Construcción de presas no afectará a la población keniana, dice Etiopía

0
363
Etiopía negó afirmaciones de que sus planes de construir dos represas pudieran afectar a las poblaciones de Kenya cercanas al Turkana, el lago desértico más grande del mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) colocó ese cuerpo de agua en su lista de Sitios del Patrimonio Mundial en peligro debido al ‘efecto perturbador’ de un embalse etíope y regadíos azucareros existentes en la frontera norte del país de África oriental.

‘El plan de Addis Abeba en el río Omo puede empeorar la situación; nos preocupa que esos proyectos tengan implicaciones en las comunidades locales que dependen del lago para pescar y para su sustento’, refirió un comunicado de la Unesco.

No obstante, Etiopía rechaza esas insinuaciones, al asegurar que, según estudios realizados, las presas regularán las corrientes del sistema fluvial y estabilizarán los niveles acuíferos en la región, propensa a las inundaciones, precisó una declaración del Ministerio de Irrigación.

También conocido como el Mar de Jade, el Turkana, en el noroeste keniano, obtiene el 90 por ciento del agua del Omo etíope.

Esta nación del denominado cuerno africano, sin salida al mar y una de las economías de más rápido crecimiento del continente, utiliza sus ríos para generar electricidad necesaria para la industria y la exportación.