El Constitucional rechaza un recurso contra Mugabe

0
536

El Tribunal Constitucional de Zimbabue ha rechazado un recurso presentado por un ciudadano contra el presidente del país, Robert Mugabe, al que había acusado de violar la Constitución por la represión policial contra las manifestaciones antigubernamentales en 2016.

La denuncia es la primera que presenta un ciudadano para pedir al Constitucional que determine si las acciones del presidente del país, el líder de mayor edad del mundo, incumplió la Constitución con la represión ejercida por la Policía contra los manifestantes.

Zimbabue, que lleva gobernado por Mugabe desde su independencia, en 1980, afrontó en 2016 las que han sido las mayores manifestaciones contra el Gobierno en la última década y los agentes antidisturbios de la Policía cargaron contra los manifestantes con gases lacrimógenos y cañones de agua.

El activista político Promise Mkwananzi, que forma parte del grupo #Tajamuka, uno de los impulsores de las manifestaciones, aseguró en su recurso ante el Constitucional que la reacción y el discurso del presidente del país tras las protestas «socavaron la seguridad nacional y amenazaron a los ciudadanos».

En una reunión con veteranso de guerra después de una de las manifestaciones, Mugabe aseguró que su partido, ZANU-PF, castigó a los desertores durante la guerra de liberación manteniendoles en «bunkers» subterráneos «como ratas» y advirtió de que pensaba hacer lo mismo con los líderes de las protestas.

Mkwananzi señaló en su recurso que Mugabe también se jactó de que su partido controlaba el Ejército y la Policía, una circunstancia que supone un incumplimiento claro de la Constitución. La sala de nueve miembros del Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso de Mkwananzi con el argumento de que no siguió el procedimiento establecido para recurrir. Su abogado ha tenido acceso al fallo judicial y ha dicho que recurrirán la decisión.

«Vamos a volver a recurrir en 30 días en los términos de la Constitución, corrigiendo esos tecnicismos. No vamos a abandonar», ha asegurado Mkwananzi, en declaraciones a la prensa tras la vista judicial, que ha durado 20 minutos.

«El recurso ante el tribunal no es la única vía que vamos a tomar como grupo #Tajamuka. Esto es una parte de una estrategia multipartita para presionar a este Gobierno para cumplir con la Constitución y que rinda cuentas ante el pueblo», ha afirmado.

El fiscal general de Zimbabue, Prince Machaya, que ha representado al Gobierno, no ha querido hacer declaraciones, tras subrayar que el recurso debe ser archivado. De acuerdo con la legislación de Zimbabue, si el Constitucional establece que un presidente en ejercicio ha incumplido la Constitución, puede ordenar al Parlamento que inicia una investigación que podría llevar a un juicio político.

El mandatario zimbabuense cuenta con el respaldo de su formación política para que sea el candidato en las elecciones presidenciales previstas para 2018.