Consejo de Seguridad aprueba uso de fuerza ante crisis migratoria

0
363

ConsejoSeguridadONUEl Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó hoy la inspección en alta mar frente a las costas libias de buques sospechosos de traficar personas y el uso de la fuerza para detener a los contrabandistas, de ser necesaria.

La iniciativa introducida por Reino Unido fue adoptada por 14 votos a favor y la abstención de Venezuela, que llamó a lidiar desde sus causas raigales con el problema de los desplazados y refugiados que intentan llegar a Europa.

Según la resolución 2240, por un período de un año, los países miembros de la ONU con medios navales en la zona y sospechas razonables de contrabando humano están autorizados a abordar las embarcaciones, «siempre que intenten de buena fe obtener el consentimiento del Estado del pabellón del buque antes de ejercer tal autoridad».

Asimismo, decide la facultad de apresar las motonaves inspeccionadas, de confirmarse su utilización en el tráfico de migrantes o la trata de personas.

En su décimo artículo, el texto autoriza a que se «tomen todas las medidas que dicten las circunstancias para hacer frente a los traficantes, respetando el Derecho Internacional y los derechos humanos».

La resolución enmarca las decisiones del Consejo de Seguridad en el objetivo de desarticular los grupos delictivos organizados que se dedican al tráfico de migrantes y la trata de seres humanos.

Miles de personas han intentado en los últimos meses llegar a Europa para escapar de conflictos y la pobreza en naciones del Medio Oriente y el Norte de África.

En el intento, cientos han perdido la vida en el Mar Mediterráneo, fenómeno que ayudó a desencadenar una crisis de migrantes y refugiados sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).