Congreso libio nombra jefe de Gobierno a un empresario

0
276

Ahmed MiitigTras una tormentosa sesión y un recuento de votos, el empresario Ahmed Miitig fue nombrado hoy primer ministro libio, un cargo que a todos los efectos en un clavo ardiendo.

Su antecesor, Abdullah Al Thiini, que sustituyó al destituido Alí Zeidan, renunció a mediados de abril pasado después que haber sido blanco de un atentado junto a su familia en esta capital.

La sesión del Congreso General Nacional (CGN), la entelequia que ejerce en paralelo funciones legislativas y ejecutivas, fue calificada de caótica por el portavoz Salah Makhzoum.

El flamante jefe de Gabinete tiene ante sí la hercúlea tarea de imponer el orden en un país fragmentado en decenas de zonas de influencia controladas por las milicias armadas que sirvieron de pretexto a la agresión militar de la OTAN que en 2011 derrocó al Gobierno liderado por Muamar Gadafi.

En el momento de la agresión, apoyada por fuerzas regionales e internacionales, Libia era el país africano con el mayor índice de desarrollo humano.

El portavoz anunció que fue necesario un recuento de votos para determinar que Miitig había reunido los 120 votos necesarios, de los 185 diputados que componen el CGN, para imponerse al otro candidato, el profesor universitario Omar al Hassi.

Con un Ejército débil, los actores internacionales desentendidos del caos que provocaron en este rico país norteafricano y pobres expectativas de un viraje de la situación, el nuevo primer ministro tendrá como primer gran escollo a vencer la formación de gabinete aceptado por el CGN.

Esa asamblea está dividida en fracciones islamistas, laicas y fundamentalistas y sobre el país penden como espadas de Damocles amenazas de secesión y conflictos étnicos, políticos y económicos.