Congoleños tendrán comicios este año, Kabila insiste en enorme costo

0
296
El presidente de la República Democrática del Congo (RDC), Joseph Kabila, afirmó que este año serán las elecciones generales, pero insistió en su enorme costo para el desarrollo del país.

‘Las elecciones comienzan a ser más caras que el desarrollo. ¿Se necesita que seamos citados como el país más democrático del mundo o es el desarrollo lo que cuenta?’, se interrogó Kabila durante su primera conferencia de prensa en más de cinco años. Hará falta llegado el momento, tomar opciones, expresó.

Debemos tomar decisiones valientes para no caer y recaer en esta situación, dijo al referirse al costo del ciclo electoral global, estimado en mil doscientos millones de dólares mientras que el presupuesto del Estado está evaluado en seis o siete mil millones.

‘Reviento cuando veo a aquellos que pretenden defender la Constitución’, recalcó Kabila al recordar que en 2005 fue probablemente el único que hizo campaña en todo el país a favor del documento, mientras otros llamaron al boicot en clara alusión a sus opositores de la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS).

En una sorpresiva convocatoria a los medios de difusión, justo cuando se cumplieron 17 años de su mandato, el jefe de Estado señaló que los comicios generales serán el 23 de diciembre, tal como estableció la Comisión Nacional Electoral Independiente (CENI).

El calendario electoral dado por la CENI es bien preciso, remarcó al tiempo que manifestó su voluntad de preservar un clima de paz tras la celebración de los escrutinios, y entregarle el mando a su sucesor.

Durante ese punto, Kabila fue áspero con la Iglesia católica, a la que consideró tiene más intención de administrar la política que de predicar el evangelio.

‘Demos a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios. Cuando se trata de mezclar los dos, es peligroso. El resultado siempre es negativo’, aseveró lacónicamente.

‘Jesucristo nunca ha presidido una comisión electoral’, recalcó al reclamar a los organizadores de manifestaciones responsabilidad con sus efectos.

El Comité Laico de Coordinación convocó dos marchas, el 31 de diciembre y el 21 de este mes, que fueron violentamente reprimidas. Entre las dos hablan de casi una veintena de muertos.

Para Kabila hay que permitir manifestaciones, pero sus organizadores deben responder de sus efectos, porque la democracia no es la feria.

Sin embargo, sus palabras distan de la realidad, desde hace meses se prohíbe todo tipo de concentración en Kinshasa y otras ciudades.

Respecto a la situación en el Kasai, afirmó que en el 95 por ciento pusieron fin a una situación dramática. Igualmente denunció los actos terroristas contra la población y contra las instituciones del país.

Kabila, quien no hablaba en conferencias de prensa desde julio de 2012, comenzó este viernes por remontarse al pasado, cuando heredó un país que había perdido al presidente (su asesinado padre Laurent Desiré Kabila), estaba en plena guerra y en números rojos todos sus indicadores económicos.