Confirman retirada de soldados congoleses de paz en RCentroafricana

0
264

onu_soldados_minuscoSoldados congoleses de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca) se retirarán próximamente de este país, se ratificó hoy aquí.

“Se confirma que la unidad del Congo se retirará de Minusca”, afirmó el vocero de la Misión, Vladimir Monteiro, citado por medios periodísticos.

Sin precisar fecha, argumentó que cientos de efectivos de la República Democrática del Congo partirán de territorio nacional después de no aprobar una evaluación interna.

“El contingente se marchará y no tendrá un reemplazo”, reiteró Monteiro.

Anteriormente el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, señaló el viernes que ese contingente (807 soldados y 118 policías) logró avances, pero sus tropas “solo cumplen parcialmente las exigencias en materia de equipamiento, de control de reclutamiento y preparación para el combate”.

La Minusca está conformada actualmente por unos 10 mil efectivos y entre sus propósitos figuró apoyar al gobierno en la realización de elecciones.

Este país realizará el 31 de enero una segunda vuelta de comicios presidenciales, tras los resultados de las justas del 30 de diciembre.

La Autoridad Nacional Electoral (ANE) ratificó que los exprimeros ministros Anicet Dologuélé y Faustin Archange Touadéra se impusieron en la primera ronda.

Datos divulgados indican que Dologuélé, candidato de la Unión para la Renovación Centroafricana, recibió 281 mil 420 votos, mientras que Toudéra, abanderado independiente, obtuvo 229 mil 764.

Se informó que después que el Tribunal Constitucional certifique el conteo electoral se tendrá que realizar la segunda vuelta presidencial, pues ninguno de los 30 candidatos que se presentaron obtuvo la mayoría absoluta.

De acuerdo con la ANE, la tasa de participación durante los comicios resultó del 79 por ciento.

Se espera que con las elecciones concluya el período de transición en la República Centroafricana y también la etapa de violencia política imperante desde marzo de 2013, cuando Francois Bozizé fue derrocado por rebeldes Séléka y sangrientos choques tomaron un carácter confesional entre cristianos (80 por ciento de la población) y musulmanes.

Desde enero de 2014 un frágil gobierno de transición, que preside Catherine Samba-Panza, controla formalmente esta nación.