Condenado a 20 años de prisión el expresidente egipcio Mohamed Mursi

0
255

Mohamed MursiEl expresidente egipcio y líder de los Hermanos Musulmanes Mohamed Mursi ha sido condenado este martes a 20 años de prisión por la muerte de manifestantes en diciembre de 2012, casi tres años después de convertirse en el primer presidente elegido libremente en Egipto.

Mursi estuvo de pie en una jaula en el tribunal mientras el juez Ahmed Sabry Youssef leía la sentencia contra él y otros doce miembros de los Hermanos Musulmanes, que incluyen figuras de alto nivel como Mohamed el Beltagy y Essam el Erian. La condena fue transmitida en directo por la televisión.

Los hombres fueron condenados por violencia, secuestro y tortura vinculadas con la muerte de manifestantes durante protestas en 2012. Fueron absueltos de las acusaciones de asesinato, que conllevan la pena de muerte. Un abogado de algunos de los acusados ha adelantado que apelarán la sentencia.

Con un gesto que simboliza resistencia a las fuertes medidas del estado contra los islamistas, los acusados gritaron “Dios es el más grande” después de la lectura del veredicto.

El dictamen es el primero contra Mursi, quien dice que está decidido a revertir lo que llama un golpe militar en su contra en 2013, llevado adelante por el entonces jefe del Ejército, ahora presidente, Abdelfatá al Sisi.

EL JUICIO HA SIDO UNA FARSA

“Su juicio ha sido una farsa de justicia, ha sido orquestado y controlado por el Gobierno y totalmente falto de evidencia”, ha opinado Amr Darrag, ex ministro bajo el gobierno de Mursi, en un comunicado desde Estambul.

La agencia de noticias estatal MENA ha informado de que Mursi fue trasladado en helicóptero desde la sala de audiencias, en las afueras de El Cairo, a la prisión de Borg al Arab, cerca de Alejandría, donde ha estado detenido desde hace más de un año.

Mursi se enfrenta a cargos en otros cuatro casos que incluyen filtrar secretos a Qatar, conspirar con el grupo islamista palestino Hamás para desestabilizar Egipto y organizar una fuga de prisión durante el levantamiento de 2011 contra Hosni Mubarak.

Después de derrocar a Mursi tras las protestas masivas contra su gobierno, Al Sisi procedió a reprimir a los Hermanos Musulmanes, quienes dice forman parte de una red terrorista que plantea una amenaza existencial al mundo árabe y occidental.

Los Hermanos Musulmanes aseguran que son un movimiento pacífico que volverá al poder a través del poder de la gente, aunque las manifestaciones han disminuido.