Comisión de Investigación de ONU apoyará proceso político en Mali

0
438
Naciones Unidas impulsa el desarrollo de la Comisión Internacional de Investigación prevista en el acuerdo para la paz y la reconciliación en Mali, con el fin de avanzar en el desenvolvimiento del proceso político.

Establecida a petición de las partes signatarias del acuerdo, la Comisión apoyará los esfuerzos de las autoridades de Malí en la lucha contra la impunidad y en la reconciliación nacional.

El secretario general de la ONU, António Guterres, nombró a la diplomática Lena Sundh, de Suecia, como presidenta de la Comisión, y a Vinod Boolell, de Mauricio, y Simon Munzu, de Camerún, como comisionados.

Cada uno de ellos investigará las violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos cometidas en Mali desde enero de 2012. Más adelante, presentarán un informe al máximo representante de Naciones Unidas.

Según resoluciones del Consejo de Seguridad aprobadas en los últimos tres años, la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (Minusma) apoyará las medidas de reconciliación del acuerdo, incluido el trabajo de la Comisión de investigación.

La víspera, el jefe de las Operaciones de Mantenimiento de Paz de la ONU, Jean-Pierre Lacroix, llamó a crear todas las condiciones para los próximos comicios en ese Estado africano.

En medio de la creciente inseguridad y la difícil situación humanitaria, ajustarse al calendario previsto en el marco del acuerdo de paz constituye un paso importante, pues a su juicio el tiempo es corto y se trata de una carrera contra reloj.

Justo cuando estamos a seis meses de las elecciones presidenciales, añadió, resulta fundamental que el gobierno y los movimientos signatarios se apeguen a lo programado.

Según Lacroix, llegó el momento de reevaluar los pilares de la Minusma, revisar sus tareas y los logros sobre el terreno, así como el diseño de todo su equipo.

Hace más de dos años, el gobierno de Mali y varios grupos rebeldes firmaron un acuerdo de paz y de reconciliación nacional, pero todavía algunos territorios continúan fuera del control oficial.

La situación política en esa nación es muy inestable desde el golpe de Estado de 2012, señalan reportes de la ONU.