Comienzan negociaciones sobre nuevo gobierno sudanés

0
282

El Ejército y la oposición política de Sudán comenzaron sus negociaciones para establecer las facultades del nuevo gobierno de transición nacional, informaron hoy medios de prensa en esta capital.

El domingo, las partes acordaron avanzar en el tema de la configuración de esa autoridad y abordar lo que se considera un tema muy complejo: la entrega del expresidente Omar Hassán al Bashir al Tribunal Penal Internacional (TPI), que mantiene vigente un expediente con acusaciones en su contra.

Al exmandatario se le imputa una supuesta decena de cargos por crímenes contra la humanidad, de guerra y genocidio en relación con el conflicto en la occidental región de Darfur.

La junta militar que asumió el poder tras derrocar a Al Bashir no dio respuesta a ese asunto, sobre el que también se desentendieron muchos países africanos, que en alguna medida perciben las acciones judiciales del Tribunal como persecución de líderes políticos del continente, lo cual no ocurre con los de Estados occidentales.

Al parecer, el Ejército ignoró la orden de arresto dictada por el TPI y prefirió aguardar dos años para celebrar elecciones en el contexto de la transición, mientras que la oposición presiona con demostraciones callejeras para forzar a los militares a transferir el poder a civiles o al menos establecer un gabinete con los dos componentes.

No obstante, aún queda por discutir tanto la proporción exacta de militares y civiles en esa próxima estructura.

Por otra parte, aliados del depuesto mandatario cancelaron hoy una marcha por temor a desatar la violencia de los manifestantes que derrocaron a Al Bashir, informó el predicador Abdel Hay Youssef a través en un video colocado en Facebook.

La decisión se tomó tras una reunión con el general Mohamed Hamdan Dagalo, considerado el segundo hombre en importancia del Comité Militar de Transición.

Según Youssef, recibió garantías de Dagalo y otras personas respecto a que ‘las leyes islámicas no se abolirán’ en el nuevo ámbito político sudanés.

Todo eso ocurre en un momento en que los manifestantes acogen aún con reservas el acuerdo alcanzado el domingo para formar un consejo cívico-militar de transición, lo que medios de prensa opinan podría allanar el camino hacia el establecimiento de un gabinete totalmente civil, demanda de los participantes en las protestas.