Comienza cumbre de cuenca del Congo con foco en puesta a punto

0
274
Cancilleres y ministros de Ambiente de una veintena de países africanos comenzaron aquí la cumbre sobre la comisión del clima de la cuenca del Congo y del Fondo Azul con el foco puesto en su materialización.

Durante la apertura el primer ministro del Congo, Clement Mouamba -quien condujo los trabajos del primero de tres días de reunión- dijo que permitirá armonizar la lucha contra el cambio climático y la acción a favor del desarrollo sostenible.

Quedan desafíos por vencer, explicó Mouamba al recorrer en apretada síntesis la historia del Fondo, creado en 2017 en Marrakech y que pasó por Bonn, Oyó, Brazzaville y finalmente Rabat.

Mientras que la ministra de Turismo y de Medio Ambiente del Congo y coordinadora técnica de la Comisión de Clima de la cuenca del Congo, Arlette Soudan-Nonault, dijo que el objetivo es examinar los documentos que serán sometidos a consideración de los jefes de Estado, este domingo.

Esperamos que los mandatarios adopten el presupuesto inicial del Fondo Azul y la expresión de una voluntad política fuerte, necesaria para la realización de las diferentes etapas por vencer para que entre en funcionamiento.

Sin embargo, ya en el primer día salieron notas discordantes sobre el Fondo Azul, puestas por el ministro de Medio ambiente de la vecina República Democrática del Congo (RDC), Amy Ambatobe, al mostrar su desacuerdo con las cuotas establecidas a cada país mediante el mecanismo.

Ambatobe dijo que cuando se establecieron no se habían descubierto aún las turberas de la hondonada de la cuenca central del Congo

Las turberas desempeñan el mismo papel que los árboles. La RDC posee dos tercios de las reservas de turberas del mundo entero. Este descubrimiento debería ser tomado en cuenta en la repartición de la cuota por países, en el marco del Fondo Azul, expuso el titular.

Los proyectos elegibles por el Fondo Azul son los relacionados con la mejora de las vías navegables, la construcción de pequeñas hidroeléctricas, el fortalecimiento de los sistemas de irrigación de los suelos, el desarrollo de la pesca, la piscicultura, la acuicultura y el desarrollo del ecoturismo.

Se espera que asista más de un centenar de representantes de Angola, Burundi, Camerún, Gabón, Guinea Ecuatorial, Uganda y República Centroafricana, además de la República Democrática del Congo, Sao Tomé y Príncipe, Ruanda, Tanzania, Chad y Zambia.

Entre las invitaciones especiales del dignatario congoleño, Denis Sassou Nguesso, se cuentan la del rey de Marruecos, Mohammed VI, y la de los presidentes del Banco Africano de Desarrollo (BAD) y de la Comisión de la Unión Africana.

Con sus cuatro mil 700 kilómetros de extensión, el segundo mayor de África, en el también conocido como río Zaire viven 700 especies de peces, varias de reptiles y una vasta flora.