Colombia podría enviar otro equipo policial en caso monja secuestrada

0
733
Colombia evalúa la posibilidad de enviar un segundo equipo policial para encargarse del secuestro de la monja Gloria Cecilia Narváez, quien fue plagiada por desconocidos durante su misión evangelizadora en Mali.

La información la reveló la emisora Radio Caracol citando a fuentes oficiales y agregó que los agentes tendrían la misión de buscar contactos con los captores de la religiosa y conseguir su liberación.

Un grupo islamista difundió un reciente video de 17 minutos de duración en el que mostraron pruebas de supervivencia de seis extranjeros secuestrados en Malí, entre las que se encuentra la misionera colombiana

Durante la grabación, una voz en inglés explica que los rehenes son de Sudáfrica, Francia, Colombia, Australia, Rumania y Suiza.

Narváez, de 56 años de edad, fue secuestrada el 7 febrero pasado cerca de la localidad de Koutiala, a 400 kilómetros de la capital Bamako, por la filial de Al Qaeda en Malí, según versiones de prensa.

La radioemisora colombiana entrevistó al jefe del primer grupo de los policías colombianos que fueron enviados a África tras el plagio, el teniente Víctor Salgado, quien afirmó que los móviles de la acción podrían ser de carácter religioso, pero también económicos.

Se ha dicho que el secuestro ocurrió porque la monja colombiana estaba evangelizando en tierras del Islam, lo que es considerado para ellos como un crimen, afirmó Salgado, quien agregó que no se pueden descartar a su vez exigencias de dinero, lo que ha sido reiterativo en esa región africana con varios casos de secuestros similares.

El oficial del grupo élite Gaula de la Policía colombiana añadió que a Narváez podrían tenerla en la zona del Sahel, en el desierto del Sahara, un lugar muy complicado para el acceso, pues existen allí muchas fronteras y se hace difícil la ubicación.

Los acompañantes de cautiverio de sor Gloria Cecilia han sido identificados como cirujano australiano Arthur Kenneth Elliott, la francesa Sophie Petronin, el sudafricano Stephen McGown, el rumano Iulian Ghergut y la suiza Beatrice Stockly.